Un corredor ciego completa la 28 Media Maratón Ciudad de Málaga

Raquel Lozando y Daniel Milán. /F. M.
Raquel Lozando y Daniel Milán. / F. M.

El corredor gaditano Daniel Milán realizó el recorrido junto a su guía en un tiempo de dos horas y cuarto

FERNANDO MORGADO

Daniel Milán y Raquel Lozano se desplazaron desde Cádiz para correr la Media Maratón Ciudad de Málaga. Era indispensable que lo hiciesen juntos, ya que Milán es ciego y Lozano ejerce de guía en la carrera. Los dos, unidos por sus muñecas, cruzaron orgullosos la meta del Estadio de Atletismo unas dos horas y cuarto después del inicio de la prueba.

Milán lleva practicando el ‘running’ desde septiembre solamente, pero en la meta se mostró satisfecho por el nivel demostrado. Y eso que a ellos se les añade una dificultad al correr: Raquel va haciendo comentarios constantes a Daniel para que este se haga una idea del ambiente, del trazado o del tiempo que hace. «Es una muy buena narradora», comenta Milán, al que los comentarios sirven de apoyo moral para superarse a sí mismo, su único reto.

Esta es la segunda media maratón para el corredor gaditano, que ya participó en la de Sevilla. Con el dorsal 8108 en el pecho, Milán ya piensa en su próximo reto, que será en Madrid. «Creo que tenemos mucho que aprender de Daniel. Mientras otros tiraban la toalla, él ha seguido hasta el final», explica Lozano, del club deportivo Trail Runner.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos