LOS DIOSES DEL GOL, EN PARO

MANUEL CASTILLO

No, no voy a referirme al Málaga, que perdió una vez más, pero que deja ver una mejoría progresiva que hace concebir esperanzas. Demos tiempo al tiempo y pongamos seis sentidos en el próximo e importante encuentro con el Deportivo. Lo de 'Vamos Málaga' debe seguir prevaleciendo en beneficio de todos. Y del equipo.

La alarma se mantiene en varios de los equipos privilegiados. El gol se les ha puesto por las nubes, ganan sus partidos a duras penas y en cada encuentro sueñan con el renacer de sus figuras. Es el caso del Madrid, en el que a Ronaldo sólo le falta llorar, y de Griezmann en el Atlético, lo que tiene a sus respectivos entrenadores en horas bajas. Pero existe una notable diferencia entre ambos porque si, en el caso del madridista, se le achaca a su larga y obligada ausencia por sanción, a la sequía goleadora del francés, se le busca un cierto malestar entre jugador, entrenador e incluso club, que ya se apuntó al inicio mismo de la temporada. Lo cierto es que tanto un equipo como otro sufren un bajón en la clasificación, y ya se verá si el parón internacional puede arreglar algo las cosas. Porque lo peor es que la crisis de Ronaldo y de Griezmann arrastra a otros compañeros (Benzema, Fernando Torres, Gameiro y demás) que tampoco dan pie con bola. Y en estos casos no se trata de incorporar nuevos y mejores jugadores, por mucho que Simeone sueñe, dormido y despierto, con el deseado y discutido Diego Costa. O que Zidane aguante estoico 'el retorno' del desesperado Cristiano. ¡Ah!, otro goleador en paro es el barcelonista Luis Suárez, para el que la prensa barcelonista ya pide el apoyo unánime de los seguidores. Y que no se contagie Messi, que ya no le marcó al Sevilla y acabó el partido con la 'vulgaridad' de una tarjeta amarilla. Tan amarilla como la crisis que afecta a todos ellos.

De momento, veamos en vivo y en directo (según la jerga televisiva) a Isco y compañía con La Rosaleda a tope. Veremos goles, seguro.

Fotos

Vídeos