CANTERANOS CON ESTRELLA

Una pasión que viene de familia

  • Irene Torres Remera

Irene Torres es una de las remeras más prometedoras del Real Club Mediterráneo. La joven, que en los próximos días celebrará su 15.º cumpleaños, proviene de una familia muy ligada a este deporte, ya que su padre, Jorge Torres, es entrenador del club y un gran amante de esta disciplina deportiva. «Desde muy pequeña iba con mi padre en los botes ejerciendo de timonel. Él me enseñaba todo lo que sabía, aunque lo hacíamos más para pasar un buen rato y disfrutar que pensando en competir», recuerda la deportista.

No fue hasta hace un par de temporadas cuando decidió tomarse el remo más enserio, explica: «Mi entrenador me dijo que si le dedicaba más horas podría competir con el equipo de remo olímpico, así que decidí dejar el balonmano, otro de los deportes que practicaba, y volcarme con esto».

Éxitos

La remera del Real Club Mediterráneo sabe lo que es subir a lo más alto del podio de un Campeonato de España, y lo que es terminar una prueba como timonel entre las cinco mejores del mundo; puesto que consiguió con el equipo masculino absoluto de su club. Sin embargo, a la hora de pensar en el futuro no quiere cerrarse puertas: «Mi sueño es estudiar Ingeniería Molecular, y no sé si podré compaginar este grado con la exigencia de los entrenamientos, ya que normalmente tenemos unas seis sesiones de trabajo a la semana». Torres, a pesar de su amplio palmarés, es una joven con los pies en el suelo, que quiere disfrutar de todo lo bueno que le está dando el deporte, pero sin presionarse cara al futuro: «Me encantaría ir a unos Juegos Olímpicos, pero también hay que pensar que del deporte, a no ser que seas Cristiano Ronaldo, no puedes vivir», sentencia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate