EL CLUB DE LA SEMANA ENERGYSUR PÁDEL LOS BOLICHES

Un equipo temible en Andalucía

1
1
  • La entidad ha sumado en tres temporadas cuatro oros y otras tantas platas en los Estatales júnior, cadete e infantil

El Energysur Club de Pádel Los Boliches es una de las entidades de referencia en Málaga en lo que respecta a esta disciplina. Hace unos años apostaron por competir a nivel de base y desde el principio los éxitos se fueron sucediendo. De este modo, tienen un palmarés que resulta envidiable e incluso temible para muchos de sus rivales. En sus vitrinas lucen dos campeonatos de España de infantiles y cadetes, y un subcampeonato en cada una de estas categorías; mientras en júnior han sido una vez campeones y han logrado dos platas nacionales. A todo ello, hay que sumar dos oros en los Campeonatos de Andalucía por equipos de menores, y las victorias en los Regionales de Segunda y Tercera en Open con jugadoras menores.

Además, la pasada campaña consiguieron, con un equipo formado por jugadores júniors y cadetes, el ascenso a Primera; categoría a la que no han presentado equipo debido al nulo apoyo que tienen por parte de las instituciones. «Hasta ahora hemos tenido que buscar hasta en el subsuelo para encontrar patrocinadores. Los equipos que compiten para el club podemos decir que son un tanto atípicos, ya que están formados por jugadores de diferentes lugares que vamos seleccionando por su calidad. A ellos les costeamos todo lo relacionado con la competición. La meta ha sido hacer equipos fuertes que pudieran luchar por el triunfo», explica el capitán, José Sagredo.

Hasta ahora Sagredo ha sido el gran referente del equipo, aunque esta temporada ha delegado en otra persona que será la responsable de presentar a estos conjuntos en los Campeonatos de España y de Andalucía. No obstante, durante los años que se ha mantenido al pie del cañón ha conseguido que el Energysur Club de Pádel Los Boliches sea uno de los clubes más temidos de la provincia, ya que ha arrasado allá por donde ha pasado. «Al principio los equipos estaban integrados en su mayoría por chavales de Benalmádena y Fuengirola. Sin embargo, ahora los jugadores proceden de distintos puntos de Andalucía e incluso de diferentes localidades de España», matiza Sagredo.

«El problema del pádel es que, al igual que el resto de deportes minoritarios, no tiene la atención de las instituciones públicas. Además, a los patrocinadores no les resulta rentable apostar por estos equipos; y por ello los que nos volcamos con esto tenemos muchos dolores de cabeza», se queja el capitán de un equipo ganador que va a por todas en cada una de las competiciones que disputa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate