Lilian Cazorla, tras ganar el título benjamín en el XIII Cross Internacional de Atapuerca, en Burgos. :: sur
Lilian Cazorla, tras ganar el título benjamín en el XIII Cross Internacional de Atapuerca, en Burgos. :: sur

CANTERANOS CON ESTRELLA

Con paso firme hacia el éxito

  • Lilian Cazorla Pesticcio

  • Atleta

Lilian Cazorla empezó a practicar el atletismo hace apenas año y medio, animada por sus padres. Nada más empezar a entrenarse en la pista de Carranque se dio cuenta de que lo suyo eran las carreras, «porque siempre me ha gustado correr», dice la pequeña de 9 años, que cursa 3.º de Primaria en el colegio concertado La Colina, en la barriada malagueña de Puerto de la Torre, donde vive con su familia.

En estas dos temporadas que lleva compitiendo, Cazorla ha conseguido hacerse con un palmarés muy destacado, al vencer en sendos cross internacionales, en el XIII de Atapuerca, disputado en Burgos el pasado noviembre, y en el XXXV de Itálica, celebrado en la localidad sevillana de Santiponce, a mediados de enero. Además, venció en el XXXII Cross Nacional del Aceite, en Torredonjimeno (Jaén), y acumula dos títulos provinciales de campo a través, el de la pasada campaña y el del domingo pasado en el Campeonato Provincial disputado en el campo de golf de Antequera. «Me gusta mucho correr, por la disciplina y la velocidad», confiesa.

En las filas del laureado Cueva de Nerja-UMA, Cazorla se entrena dos días a la semana, los martes y los jueves, a las órdenes de Yesenia Cortés, atleta del conjunto celeste, en las pistas de Carranque. «Nos lo pasamos muy bien, porque hacemos juegos, y estamos un gran grupo de amigas», cuenta. Su atleta referencia es la neerlandesa Dafne Schippers. También admira a Bruno Hortelano, Usain Bolt y de fondo al ugandés Timothy Toroitich, al que conoció en Atapuerca.

Además del campo a través, en su categoría benjamín disputa los encuentros de atletismo popular que organiza la Diputación. A falta de tres citas para terminar el calendario, en Mijas, Marbella y Cártama, Lilian Cazorla lleva una buena ventaja sobre sus rivales, por lo que espera que este año no se le escape este título, ya que la temporada pasado no pudo conseguirlo, por tan solo dos puntos, que no consiguió al faltar a una de las fechas, por encontrarse de viaje.

Cada vez que compite, Cazorla está acompañada por sus padres y por su hermano, José, de 11 años y que tiene autismo. «Cuando gané en Sevilla me hicieron una entrevista y dije que se lo dedicaba a él, porque tiene discapacidad y lo quiero mucho», cuenta. Su padre, José, quiere que su primogénito también pueda participar en las pruebas del circuito provincial de campo a través y tras consultarlo con la Diputación se lo han autorizado. «Cada fin de semana vamos en familia y es una gran experiencia para nosotros», afirma.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate