Diario Sur

ASÍ LA VE SU ENTRENADOR

«EN LOS ÚLTIMOS MESES HA MADURADO MUCHO»

Es una jugadora técnicamente muy buena, y además es trabajadora. Lo que más me ha sorprendido de ella es que se toma muy en serio las rectificaciones que le hago. Tiene mucho temperamento y hace tiempo le dije que debía aprender a controlar su carácter, porque algún día le podría jugar una mala pasada. Para mi sorpresa, comenzó a trabajar en ello y ha mejorado mucho este aspecto, algo que no es fácil de rectificar para niños tan pequeños.

En los últimos meses ha madurado mucho y ahora podemos decir que hay cierta armonía entre su físico, sus recursos tenísticos y su cabeza. Cuando son tan pequeños normalmente no juegan con un orden, lo hacen a rachas. Sin embargo, Lorena está aprendiendo a cambiar esto.

Mi meta no es tanto los resultados inmediatos como que tenga un tenis completo. Los resultados son consecuencia del trabajo que haces a diario. Si solo fijamos metas deportivas, lo que hacemos es presionar al niño y así llegan a perder la perspectiva. Lo importante es que se diviertan jugando y que se formen a través de deporte. Lo mejor es no pensar en los resultados a corto plazo.