Diario Sur

EL CLUB DE LA SEMANA C. D. SANTA JULIA

La lucha por hacerse un nombre

1
1
  • La entidad, que tiene que pagar un alquiler para que sus jugadores puedan entrenarse, cuenta ya con tres equipos

El C. D. Santa Julia, fundado en febrero de 1995 e inactivo desde hace varios años, ha regresado a la competición federada para quedarse. La entidad, presidida por Roberto Miguelez, hace un par de temporadas que ha reactivado su andadura en el mundo del fútbol con el objetivo de fomentar la práctica de este deporte entre los chavales de calle La Unión, la barriada de Santa Julia y el Paseo de Los Tilos, entre otras zonas.

A diferencia de otros clubes, los objetivos de la entidad no se centran en logros deportivos. Su meta está en conseguir una escuela con carácter abierto, donde la participación, diversión y desarrollo deportivo sea lo más importante, y que no esté condicionada por ningún planteamiento selectivo o competitivo. Por ello, su lema es 'La educación a través del deporte', ya que tanto para su directiva como para sus entrenadores lo importante es que los chavales aprendan las reglas del fútbol, disfruten con su práctica y tengan un desarrollo tanto físico como social y deportivo. «Lo que queremos es que ningún niño se quede sin jugar. Todos tienen su espacio en nuestro club y son igual de importantes», remarca el secretario, Alberto Blanco.

Sin embargo, hasta el momento los jugadores y técnicos de la entidad no están atravesando ni mucho menos un camino de rosas, ya que el C. D. Santa Julia aún no cuenta con unas instalaciones donde pueda desarrollar sus entrenamientos y celebrar sus partidos. El club tiene a tres equipos federados, ya que los alevines y benjamines los ha tenido que retirar de la competición, que completan sus entrenamientos y disputan sus partidos en el Campo José Gallardo. Para ello, deben pagar el alquiler de las instalaciones al Portada Alta, que es la entidad que tiene la cesión de este campo. «El Club tenía un acuerdo en su fundación con el Ayuntamiento y el Mortadelo por el cual podíamos jugar y entrenar en el campo de la Renfe (actual Mortadelo). Sin embargo, cuando ahora hemos ido a ejercer este derecho nos lo han denegado. Estamos peleando por tener acceso a la cesión de alguna de las instalaciones que hay construidas, pero hasta ahora nadie nos ha dado una respuesta. Hay ciudades como Cádiz donde varios clubes comparten un campo y, sin embargo, aquí en Málaga solo se da la cesión a un club por campo», explica el secretario.

Mientras tanto, los entrenadores tienen que llevar en sus vehículos a los jugadores y la entidad necesita la colaboración de los padres para seguir luchando por un club en el que tienen depositados sus esfuerzos e ilusiones.