El Clínicas Rincón quiere rematar la faena en Ávila

Romaric pierde el balón en presencia de dos contrarios y de su compañero Jiménez.
Romaric pierde el balón en presencia de dos contrarios y de su compañero Jiménez. / Salvador Salas
  • Juega este mediodía el quinto y definitivo partido de la semifinal de la LEB Plata ante el Ávila, cargado de moral tras su triunfo en el cuarto duelo’

El Clínicas Rincón quiere rematar la faena. El conjunto que dirige Paco Aurioles busca hoy frente al Carrefour ‘El Bulevar’ Ávila (12.30 horas) el triunfo que lo clasifique para la final de los ‘play-offs’ de la LEB Plata.

Está siendo una serie muy abierta en la que los dos equipos han sido capaces de ganar en campo contrario. Lo hizo el Clínicas la semana pasada en Ávila, en el mismo escenario en el que se disputa el partido de hoy, y respondió el conjunto abulense en el tercer choque de manera contundente. Fue precisamente así como reaccionó el Clínicas el domingo en un gran partido para llegar así al quinto y definitivo duelo de hoy

Los de Paco Aurioles ya saben lo que es cerrar una eliminatoria a domicilio y buscarán repetir la hazaña de Azpeitia, cuando dejaron fuera de combate al primer cabeza de serie en un emocionante tercer periodo. La victoria del domingo tuvo un triple valor: el triunfo, alargar un partido más la temporada y recuperarse del gran golpe sufrido el viernes. Los malagueños saben que si mantienen su espectacular acierto desde la línea de tres puntos tendrán mucho ganado. El Clínicas firmó el domingo un espectacular 12 triples de 24 intentos desde la línea de 6,75 que fue clave en la victoria. En ese encuentro, tuvo una actuación Kenan Karahodzic, que se fue hasta los 20 puntos y 8 rebotes, lo que le valió el MVP de la jornada anterior.

Además, habrá un factor que ha sido clave a lo largo de toda la eliminatoria, el psicológico. Lo sufrió el Ávila, en su cancha cuando tenía la obligación de ganar y dominaba la serie, pero también le sucedió al clínicas en el tercer encuentro, el primero en Torremolinos. Verse con un pabellón lleno que esperaba su victoria pesó en la mentalidad de los jóvenes jugadores del equipo de Paco Aurioles.

Hoy, la presión está sobre el conjunto local, que acabó mejor clasificado la Liga y al que todos daban como favoritos ante el Clínicas. Esa condición del que no tiene nada que perder y está liberado de presión puede ser un arma clave en favor del conjunto malagueño. El ganador se medirá desde este viernes en la final al Sáenz Horeca Araberri, que tendrá factor cancha a favor.