El Clínicas apabulla al Ávila y fuerza el quinto partido (77-57)

Un momento del partido.
Un momento del partido. / Francis Silva
  • El equipo malagueño se pasará el pase a la final de la LEB Oro el martes en la pista rival

No se podía terminar la temporada con el mal sabor de boca que dejó el partido del viernes en el Palacio de San Miguel de Torremolinos. El Clínicas Rincón lo tenía claro y este domingo mostró ante el Carrefour El Bulevar Ávila una cara totalmente distinta que le sirvió para barrer de la pista al conjunto rival (77-57) y forzar el quinto partido de las semifinales de la LEB Plata, que se jugará el martes a las 12.30 horas en Ávila. Allí se decidirá qué equipo disputará la final de la categoría y tendrá por tanto opciones de subir a la LEB Oro, segunda liga del baloncesto nacional.

Tras el varapalo del pasado viernes, después de verle las orejas al lobo y con 2-1 en la eliminatoria, el Clínicas Rincón salió muy activo ante el equipo de Ávila. En una eliminatoria al mejor de cinco partidos, el conjunto malagueño solo pensaba en ganar en Torremolinos e igualar la serie. Lo hizo con un trabajo de equipo, con varios jugadores anotando más de diez puntos, aunque con dos piezas destacadas: el base Corts, que ejerció hoy de líder del equipo (14 puntos) y Karahodzic, que sacó a relucir su talento ofensivo (20 puntos y 25 de valoración).

El equipo de Paco Aurioles anotó con soltura al principio y no permitió que el conjunto de Ávila anotara su primera canasta hasta casi cuatro minutos después de que arrancara el partido. Con el granadino Corts muy acertado (8 puntos en el primer cuarto) y Cobos anotando un triple en el último segundo, el primer parcial fue un recital de los locales (23-8). El Clínicas le devolvía al Carrefour El Bulevar Ávila un parcial similar al que recibió en el partido del viernes. La diferencia entre ambos conjuntos estuvo en el triple, con 4 de 5 para el equipo malagueño y 0 de 7 para los visitantes.

Aurioles apretó a sus hombres para que no bajaran el nivel en el segundo cuarto, consciente de que aún quedaba mucho partido. Si en el primer cuarto el protagonismo fue para los exteriores, en el segundo parcial aparecieron los hombres altos del Clínicas. Dos triples de Karahodzic y seis puntos consecutivos de Grkovic levantaban al público y el Clínicas ponía la máxima ventaja en el marcador, con 22 puntos (37-15). Pero el Óbila (así se llama oficialmente el club de Ávila, más allá de las denominaciones fruto de los patrocinios) no estaba dispuesto a marcharse del partido tan pronto. Y el Clínicas, un equipo formado por jugadores de 20 años o menos, sufrió una de sus temidas desconexiones. Con Nikolic por dentro y Lobo desde el perímetro, el equipo visitante logró un parcial de 3-15 que pilló desprevenido al Clínicas. Menos mal que llegó el descanso para frenar la sangría del Ávila. De ganar por 22 puntos, el Clínicas se fue a los vestuarios con una ventaja de 10 (40-30).

De cómo salieran los equipos tras el descanso iba a depender el gran parte el final del partido. Y en el Clínicas aparecieron de nuevo los exteriores para retomar el mando del partido. Primero, De Cobos y después Corts, el auténtico revulsivo de los locales ayer, que anotó cinco puntos seguidos que dieron alas a su equipo (53-37). El Carrefour El Bulevar Ávila se veía de nuevo superado por los tiradores del Clínicas y además tenía que reservar a su pívot titular, Sebirumbi, que cometió la cuarta falta personal. El tercer parcial terminó con 19 de ventaja para el Clínicas (58-39) y la sensación de que los de Aurioles tenían más hambre de victoria que el rival.

En el último cuarto, el Ávila entregó ya el partido y el Clínicas lo aprovechó para sentenciar a las primeras de cambio. Lo hizo con un Karahodzic espectacular, que dio un recital de movimientos de espaldas al aro. El canterano del Unicaja ha hecho una temporada gris en la LEB Plata, quizás poco motivado, pero tiene calidad de sobra para aspirar a cotas mayores. Su futuro próximo tendría que ser una cesión a un equipo ACB.