El Clínicas remonta para vencer al Getafe (59-55)

El Clínicas remonta para vencer al Getafe (59-55)

El conjunto de Paco Aurioles sufrió en su cancha pero terminó logrando la victoria, con Solaude y Okouo como destacados

SUR.ES

Partidazo con remontada en el Palacio San Miguel entre el Clínicas Rincón y el Viten Getafe que no se decidió hasta los últimos segundos. El equipo malagueño comenzó bien el encuentro, pero se diluyó en el tercer cuarto y tuvo que remontar hasta 12 puntos para llevarse el gato al agua. Morayo Soluade, que acabó el partido tocado, fue el máximo anotador de un equipo que sigue progresando en la pista, bien secundado por Viny Okouo, que apareció en los últimos minutos para dejar la victoria en casa por 59-55.

El encuentro se jugó ante más de 400 personas que abarrotaron las gradas en una intensa jornada deportiva malagueña. El Clínicas tenía ganas de sumar la primera victoria ante su publico después de la derrota ante la Fundación Lucentum, ya que la grada se fue con sabor agridulce por la buena imagen dada por parte equipo. El quinteto malagueño empezaba fuerte, con Morayo Soluade, Romaric Belemene, Juanpe Jiménez, Viny Okouo y Kenan Karahodzic dispuestos a superar al Viten Getafe desde el salto inicial. Fueron los madrileños los que empezaron anotando, con Solé muy activo en esa faceta y creando muchos problemas en defensa a los de Aurioles. Aunque en los primeros compases el marcador beneficiaba a los locales (8-4), el Getafe no se amilanó a pesar de no tener todo el acierto que buscaba. Las faltas iban lastrando a uno y otro equipo y cuando los tiros libres entraron en escena fueron los malagueños los que mejor lo aprovecharon, con Cristian Uta como el más destacado. El rumano se fue en el primer periodo con 8 puntos, siendo el referente principal para que el marcador fuera de 17-12 a favor de los nuestros.

El segundo acto empezó con el Viten Getafe intimidando. Un triple de Parra colocaba el 17-15 tras un descuido en defensa. Fue Uta quien de nuevo ponía tierra de por medio con una buena acción debajo de aro que levantó al público de sus asientos. El partido entró en una fase de desacierto de ambos equipos, que tardaron cerca de cuatro minutos en anotar con asiduidad en sus ataques y durmiendo el juego por los nervios. Así, un triple de Morayo Soluade en el minuto 15 puso el 22-15 que daba algo de tranquilidad al Clínicas Rincón. No le duró demasiado la alegría a la parroquia local, porque Viten Getafe cogió la delantera tras un buen parcial ofensivo que poca respuesta tuvo en el conjunto de Aurioles. De este modo, y tras ir ganado con comodidad, Moreno y Coker impulsaron al Getafe para irse al descanso 27-30.

El tercer periodo daba la bienvenida a todos con dos minutos sin una sola canasta por parte del Clínicas y del Getafe. Fue Solé quien despertó a su equipo del letargo con un dos más uno que catapultó a los amarillos. Aunque Cristian Uta anotó a la siguiente jugada, una serie de acciones en las que Getafe sacó tajada con falta y adicional puso el electrónico en 31-41 en un abrir y cerrar de ojos, con el de Uruguay como referente claro. No veía a su equipo bien Paco Aurioles y tuvo que pedir tiempo muerto tras anotar en una buena transición ofensiva el Getafe el 31-43. Reaccionó algo el cuadro malagueño, pero acusó demasiado el haber anotado solamente cuatro puntos en apenas ocho minutos, un bagaje muy pobre, y se fue al último periodo perdiendo 35-45 tras un triple sobre la bocina de Morayo Soluade.

Ver para creer. Cuando peor pintaban las cosas para los malagueños, que no terminaban de verse cómodos en la pista, un parcial de salida de 7-0 comandados por Romaric Belemente obligó a Armando Gómez a pedir tiempo muerto con 42-45. Enloquecía la grada de Torremolinos, que en un minuto se veía de nuevo como ganador del partido. La idea era clara, no bajar la intensidad en defensa y sobretodo, no dar nunca el partido por perdido. El encuentro entró en un tira y afloja que perjudicó en primera instancia al Clínicas, que preso de las ganas de anotar vio como Romaric hacía su quinta personal con seis minutos aún por jugarse. Las faltas lastraron también a Getafe, que también veía como Suskavcevic y Coker tenían que abandonar el encuentro por agotar sus personales. Quedaban cuatro minutos exactos y el marcador estaba en 46-49 tras anotar Viny Okouo dos tiros libres. El 55 se erigió como el mejor en los últimos minutos del partido, dominando el rebote y aprovechando los tiros libres para meter a su equipo en el encuentro. Al último minuto de partido se llegó con todo por decidir, pero con una leve ventaja a favor de los locales. El Viten Getafe estaba en bonus de faltas y eso era algo que tenían que aprovechar los nuestros. Un lejano triple de Carlos de Cobos cuando terminaba la posesión puso el 54-51 que hizo estallar el San Miguel. Armando Gómez tuvo que pedir tiempo muerto, pero de poco le sirvió porque a la siguiente jugada Max Solé falló y el rebote le cayó en las manos a Juanpe Jiménez. Tuvo que esperar aún el Clínicas a un carrusel de tiros libres para certificar su segundo triunfo de la temporada, pero cuando se gana sufriendo se dice que se disfruta el doble. Marcador en 59-55 y ya pensando en el viaje a Cambados de la próxima semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos