La Vuelta recorrerá más de una decena de municipios de Málaga

Barón, Fernández, Bendodo y Guillén. / Marina Rivas

Antequera y Coín acogerán la llegada y la salida de las etapas 12 y 13, respectivamente, que se celebrarán el 31 de agosto y el 1 de septiembre

MARINA RIVAS

Dos años más tarde, el mayor acontecimiento nacional para los amantes del ciclismo, la Vuelta, regresa a Málaga. Lo hará a partir del próximo 19 de agosto, cuando dará comienzo la prueba, que de nuevo dará el pistoletazo de salida fuera de nuestras fronteras, en la ciudad francesa de Nimes. Sin embargo, los malagueños tendrán que esperar hasta la duodécima etapa, de 161,4 kilómetros, que se disputará el 31 de agosto, para poder ver a sus ídolos de cerca.

Eso sí, los corredores no sólo pasarán de largo por Málaga capital, sino que dos municipios destacados, Antequera y Coín, acogerán la llegada y la salida, respectivamente. de las etapas 12.ª y 13.ª de este gran acontecimiento de talla internacional, que el año pasado contó con alrededor de 365 millones de espectadores en todo el mundo, según explicó ayer el director de La Vuelta, Javier Guillén, que fue el encargado de presentar esta cita en las instalaciones de la Diputación.

Las etapas

La duodécima etapa, que saldrá desde Motril, atravesará las localidades y pedanías malagueñas de Maro, Nerja, Torrox costa, El Morche, Lagos, Algarrobo costa, Caleta de Vélez, Torre del Mar, Benajarafe, Torre de Benagalbón, Rincón de la Victoria, Cala del Moral e incluso parte de la barriada malagueña de El Palo. Todo ello, antes de pasar a los primeros puertos de montaña, concretamente el Puerto de la Bolina y el Puerto del León por la carretera de Olías, un ascenso de 17,4 kilómetros y 860 metros de desnivel. Tras este primer ascenso, la etapa continuará por los municipios de Colmenar y Villanueva de la Concepción hasta volver a subir por el puerto de El Torcal, con 7,6 kilómetros de ascenso y 530 metros de desnivel, para culminar en Antequera en una llegada en la que no habrá demasiada cabida para el esprint.

Un recorrido que nada tendrá que ver con la decimotercera etapa, que saldrá de Coín el 1 de septiembre para echar el cierre en Tomares (Sevilla). Esta vez será en un recorrido mayoritariamente llano, algo más extenso que el anterior (198,4), aunque con más facilidades para los velocistas, cuyo principal inconveniente en esta segunda etapa serán las temperaturas. Además, cabe destacar que tras pasar por el casco histórico de Coín, los corredores atravesarán por el Alto de Ardales y el municipio de Almargen antes de poner rumbo a Sevilla.

En esta nueva edición de La Vuelta, no es casualidad la elección de las dos localidades malagueñas protagonistas, Antequera y Coín, sino que cada una guarda un significado. «Se escogió la primera por sus dólmenes, que son Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y además porque buscamos convertirla en la Ciudad Europea del Deporte en 2018. En el caso de Coín, se trata de la villa europea del deporte 2017, así que no podía faltar», comentó el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, que también estuvo presente ayer en el acto junto a los alcaldes de Antequera y Coín, Manuel Barón y Fernando Fernández-Tapias.

Una de las principales novedades cara al nuevo recorrido de la cita ciclista será la incorporación de un segundo helicóptero de seguimiento de La Vuelta. Actualmente sólo había uno. Así explicó su función el director del evento: «Es una medida que se la hemos copiado al formato del Tour de Francia, que nos parece un modelo de referencia, y con él, haremos seguimiento de los emplazamientos turísticos de las zonas por las que pasen los ciclistas, además del primer helicóptero que sigue a los corredores». Un punto positivo más para la provincia y su proyección turística internacional, que estará ligada, de nuevo, a la presencia de los mejores ciclistas del mundo, como Nibali, Aru, Contador o Froome, que ya han dejado entrever su participarán en esta 72.ª edición de La Vuelta.

Fotos

Vídeos