Ulissi cumplió 9 meses e Indurain y Pereiro, no

R. E. MADRID

Habrá que ver qué decisión toma la UCI con Froome, pero hay que recordar que en casos similares sí hubo suspensiones. Alessandro Petacchi (un año en 2007), Diego Ulissi (9 meses en 2014) o Matteo Trentin (2 meses en 2006) fueron castigados tras dar positivo por Salbutamol por la Asociación Mundial Antidopaje, creada en 1999. Y hay que recordar que Igor González de Galdeano dio positivo en el Tour de 2002 y se le aplicó una sanción preventiva en Francia de seis meses en Francia en 2003, pese a que la UCI no lo consideró un caso de dopaje. En el caso de Miguel Indurain u Óscar Pereiro no les castigaron, ya que adujeron razones médicas y la UCI lo aceptó. El porcentaje de asmáticos con problemas es muy alto si repasamos casos de Salbutamol desde 1993: Alex Zulle, Bo Hamburger, Tony Rominger, Franco Ballerini y algún otro conocido, que no dio positivo, el propio Nibali. Si miramos el caso de Ulissi, el más reciente positivo por salbutamol en el Giro 2014, en el que logró dos etapas, fue por 1.900 nanogramos y aunque el médico del Lampre confirmó que disponía de una autorización terapéutica la suspensión fue de nueve meses. Eso sí, no le desposeyeron de sus resultados (lo que en el caso de Froome podría evitar que su victoria en la Vuelta pasara a manos de Nibali) ya que la UCI consideró que «actuó con negligencia pero sin ánimo de mejorar resultados deportivos». Eso sí, una sanción similar de 9 meses le podría impedir a Froome correr el próximo Giro (del 4 al 27 de mayo de 2018). «En otros casos no da positivos esta sustancia y en otros casos si, pero lo que esta claro, me temo, y es muy triste es que la Vuelta a España la va a perder, aunque no creo que afecte la temporada del año que viene», vaticinó Pedro Delgado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos