Marbella-Caminito del Rey y Mijas-Alhaurín de la Torre, las otras etapas de La Vuelta por Málaga

Mérida, Pérez de Siles, Ortega, Barón, Guillén, Maldonado, Moreno, De la Torre, González, Vilanova, Bendodo y Sánchez posan ayer en la puerta del Centre Pompidou./Álvaro Cabrera
Mérida, Pérez de Siles, Ortega, Barón, Guillén, Maldonado, Moreno, De la Torre, González, Vilanova, Bendodo y Sánchez posan ayer en la puerta del Centre Pompidou. / Álvaro Cabrera

Además de la contrarreloj individual que abrirá la prueba el 25 de agosto por las calles del centro de la capital, la cuarta etapa saldrá de Vélez

CARLOS J. MARTÍNEZ

El 25 de agosto de 2018 no será un día cualquiera por las calles del centro de Málaga y los días posteriores las carreteras tendrán unos invitados especiales, puesto que los coches serán sustituidos por las bicicletas de los mejores ciclistas del mundo. La Vuelta a España dará inicio en Málaga el año próximo y hará un recorrido por la provincia.

Lo hará además desde un lugar muy peculiar, puesto que el Centre Pompidou se transformará en línea de salida. Ciudades como Marbella, Mijas, Ardales, Álora, Antequera, Alhaurín de la Torre o Vélez-Málaga serán escenario de batallas sobre bicicletas entre ‘guerreros’ que buscaran vestir el maillot rojo.

El acto de presentación, celebrado ayer en El Cubo, contó con la presencia del director general de La Vuelta, Javier Guillén, que estuvo acompañado por Elías Bendodo (presidente de la Diputación), Francisco de la Torre (alcalde de Málaga), Elisa Pérez de Siles (concejala de Deportes de Málaga) Cristóbal Ortega (diputado de Deportes), Joaquín Vilanova (alcalde de Alhaurín de la Torre), Manuel Barón (alcalde de Antequera), Juan Carlos Maldonado (alcalde de Mijas), María del Mar Sánchez (alcaldesa de Ardales), Antonio Moreno (alcalde de Mijas), José Sánchez (alcalde de Álora) y Javier Mérida (concejal de Deportes de Marbella). «La Vuelta fue buena el año pasado con las etapas de Coín y Antequera, pero estoy seguro de que la de 2018 será mejor. Para nosotros Málaga es un referente, y es un lujo estar aquí», señaló Guillén.

Unión con Málaga

La Vuelta y la provincia de Málaga tienen una estrecha relación que se inició en 1936, primera vez que la prueba ciclista discurrió por tierras malagueñas. En 2015, la prueba comenzó en Marbella y se vivió una muestra más de la importancia que tiene la provincia de Málaga en el mundo del deporte, porque las primeras etapas discurrieron por varias localidades. El presidente de la Diputación, Elías Bendodo, señaló ayer la importancia que tiene La Vuelta: «Que salga de Málaga es un acierto, como ya fue en el pasado. El alcalde de Málaga acierta en poner en valor la vida cultural de la ciudad».

Precisamente el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, recalcó el acierto que ha tenido la organización de La Vuelta en elegir a Málaga: «Tenemos una ciudad y una provincia muy hermosas y con muchas cosas que mostrar. La Vuelta nos ayuda a que el ciclismo sea aún más querido de lo que ya es en Málaga».

El director general de La Vuelta, Javier Guillén, destacó el escenario en el que dará inicio la prueba: «Este año vamos a tener el Pompidou, que es un icono de modernidad». Además, destacó los aspectos en los que La Vuelta es importante para la provincia de Málaga: «Es una plataforma de comunicación, estamos en 193 países y van a ver el territorio por el que pasan los ciclistas. También es importante el aspecto económico, puesto que el tiempo que estemos generaremos en la provincia más de un millón y medio de euros. El último y fundamental para mí es el público, ya que genera mucho ilusión en los ciudadanos».

Etapas malagueñas

La Vuelta 2018 tendrá cuatro etapas con tierras malagueñas como protagonistas. La primera de ellas, que dará inicio a la competición el 25 de agosto, será Málaga-Málaga (una contrarreloj de ocho kilómetros) que discurrirá por las calles del centro y este de la ciudad. Se iniciará en el Centre Pompidou y finalizará en la plaza de la Constitución. La siguiente etapa, será la que una dos puntos tan distintos pero con tanto encanto como Marbella y el Caminito del Rey. Esta etapa une la belleza de la costa con la del interior. Precisamente Elías Bendodo alabó que concluya en el Caminito del Rey: «Me gustaría que La Vuelta contara con el Caminito del Rey como una de las etapas permanentes e invito a Javier Guillén a que lo estudie». A esta invitación respondió el director general de La Vuelta. «Me has robado la idea», dijo en clave de humor para después añadir: «Valoramos esta opción, pues es un final muy bonito de etapa».

La tercera etapa unirá los municipios de Mijas y Alhaurín de la Torre. Este último repite en La Vuelta, puesto que en la edición de 2017 fue salida de la etapa que acabó en el Caminito del Rey. El alcalde, Joaquín Vilanova, destacó los beneficios de tener La Vuelta en Alhaurín de la Torre: «Estamos muy contentos de volver a tener La Vuelta en Alhaurín de la Torre, el año pasado fue todo un éxito. Tiene un impacto económico importante en los municipios por los que pasa».

La cuarta y última de las etapas malagueñas tendrá como punto de partida Vélez-Málaga y terminará en la provincia de Granada. La llegada de La Vuelta a Vélez-Málaga es hacer justicia con la Axarquía y así lo señaló Bendodo: «La Axarquía es otro de los objetivos que teníamos y se hace el círculo perfecto uniendo todos los rincones de la provincia de Málaga».

Esta presentación fue la previa a los actos que se avecinan en torno a la competición, puesto que el 13 de enero será presentado oficialmente el recorrido en Estepona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos