Froome no se avergüenza de haber usado salbutamol

«He seguido escrupulosamente el protocolo», asegura el ciclista del Sky, que dio positivo la última edición de la Vuelta

COLPISA

Londres/madrid. El ciclista británico Chris Froome afirmó ayer que no se avergüenza de haber usado salbutamol, principio activo del Ventolín, un medicamento contra el asma cuya ingesta provocó que diese positivo en un control realizado en la decimoctava etapa de la pasada edición de la Vuelta a España. Considera que no rompió ninguna regla y que se está tergiversando lo ocurrido.

«Es triste ver argumentos erróneos sobre el uso de salbutamol por atletas asmáticos», escribió este jueves el corredor del Sky en su cuenta de Twitter. Expresó además su temor de que esta acusación pueda llevar a otros deportistas con esa enfermedad a privarse de inhalar ese medicamento en situaciones de emergencia «por temor a ser juzgados». «No es algo de lo que haya que avergonzarse», agregó el ganador de la pasada Vuelta a España.

Froome, cuádruple vencedor del Tour de Francia, se expone a una sanción que incluye la pérdida de su victoria en la Vuelta, aunque por el momento no pesa sobre él «una suspensión provisional» por la naturaleza especial de la sustancia encontrada, permitida siempre y cuando no se supere el umbral diario de 1.000 nanogramos por mililitro.

«Entiendo por qué esto puede ser un gran choque», dijo Froome en una entrevista con la BBC difundida el miércoles. «Yo no rompí ninguna regla», subrayó el deportista. Froome argumentó que siguió los consejos de su médico con respecto a las dosis, después de que los síntomas del asma empeoraran. «Yo conozco las reglas. Conozco cuáles son los límites y nunca los rompí. Tengo una rutina muy precisa cuando uso mi inhalador y cuántas veces lo hago. He entregado toda esa información a la UCI para ayudarles a llegar al fondo de esta historia», remarcó.

¿Y qué piensa el pelotón del caso? Hay diversidad de pareceres. El alemán del Katusha Tony Martin, cuatro veces campeón del mundo contrarreloj, lanzó un duro ataque contra la UCI y la acusó de medir «con dos varas». «Los demás deportistas son sancionados inmediatamente después de una muestra positiva. A él y a su equipo les ha dado tiempo la UCI para explicarse. No conozco ningún caso de este tipo en el pasado reciente. Esto es un escándalo, ya que ni siquiera debería haber estado en el Mundial», añadió. «Hay que hacer cumplir las reglas», apuntó Nairo Quintana, y en parecidos términos se pronunció su compañero Alejandro Valverde, quien recordó que se trata de «un producto que está permitido», aunque reconoció que es «un golpe duro» para Froome, para su equipo y para el ciclismo en general».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos