La fiesta del ciclismo llega a Málaga: las etapas de La Vuelta a España, al detalle

La Vuelta vivirá desde mañana en la provincia de Málaga dos interesantes etapas

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Cuando hace diez días los responsables de La Vuelta a España presentaron la prueba de este año, su director, Javier Guillén, no dudó en calificar el elenco de ciclistas que iban a participar como «el mejor de la historia». Los nombres propios (Froome, Nibali, Contador...) y el exigente recorrido hacen de la edición de este año un verdadero espectáculo. Un evento itinerante de primera magnitud, una fiesta del ciclismo, que reúne a 200 de los mejores profesionales del ciclismo del mundo –además de a sus equipos, al personal de organización y a los medios informativos– que llega mañana a la provincia de Málaga para vivir dos etapas apasionantes.

Las comarcas de Antequera y la del Guadalhorce son la que tendrán más protagonismo, aunque la caravana ciclista también pasará por prácticamente todo el litoral oriental y por algunas zonas de la capital, aunque sin entrar en la ciudad.

La etapa 12ª. de La Vuelta partirá el jueves desde Motril para llegar al litoral malagueño unos 45 minutos después y ya discurrir por la provincia desde las 14.00 horas hasta su llegada a Antequera, prevista a partir de las 17.30 horas (136 kilómetros de los 160 que recorre son en Málaga). Será una etapa muy vistosa, con dos partes claramente diferenciadas, ya que empieza en la costa oriental y después se adentra hacia la sierra de Antequera para terminar en Los Dólmenes. Será también la mejor ocasión para ver la carrera cerca de la capital, ya que pasará por El Palo para iniciar la subida al puerto del León (conocido por la fuente de la Reina) por la Carretera de Olías, una de las subidas más apreciadas por los ciclistas malagueños, con impresionantes vistas a la bahía.

Más información

El viernes la prueba saldrá desde la ciudad de Coín para terminar en el municipio sevillano de Tomares. Será una etapa eminentemente llana que atravesará el casco urbano de Coín y que después ascenderá por el puerto Alto de Ardales y pasar por Almargen para abandonar la provincia y adentrarse en Sevilla.

Promoción turística

Además del componente deportivo, la Vuelta tiene una gran importancia desde el punto de vista turístico y de la promoción de los municipios. Las espectaculares imágenes que suele ofrecer Televisión Española son una gran escaparate.

Las dos etapas malagueñas de esta edición, en las que SUR será patrocinador, son un magnífico preámbulo de la prueba de 2018, que saldrá desde Málaga capital. El próximo 25 de agosto, una contrarreloj (por equipos, como es habitual, o individual, algo que aún no se ha decidido) dará el pistoletazo de salida desde el Centro de la capital de la Costa del Sol. Será la séptima ocasión en que La Vuelta parta de Málaga –1972 y 1975 en Fuengirola, 1976 en Estepona, 2000 y 2006 en la capital y 2015 en Puerto Banús–, muestra de que la ronda española y la provincia se llevan muy bien. Hay fiesta para rato.

ETAPA 12. Motril-Los Dólmenes de Antequera (31 de agosto). Una mezcla de paisajes con final en Los Dólmenes (por Antonio J. Guerrero). Diferencias de paisajes malagueños predominarán mañana jueves en la etapa que terminará en Antequera, después de recorrer toda la costa oriental y que discurrirá casi en su totalidad por la provincia de Málaga, tras salir de Motril. La decimosegunda etapa, de 160,1 kilómetros, traerá fantásticas estampas de un pelotón que recorrerá la costa para llegar a la parte de Los Montes de Málaga con dos pasos en alto, el del puerto del León (de categoría 1) con 17,4 kilómetros de subida y un 4,9 por ciento de desnivel y el puerto del Torcal (categoría 2) con 7,6 kilómetros de subida y un desnivel del 7 por ciento. Unas subidas que permitirán que se realicen distintas escapadas antes de finalizar la etapa, delante del Dolmen de Menga.

Además de las idas y venidas de los corredores, se disfrutará de Málaga en todo su esplendor desde que entren a través de la costa procedentes de Motril, pasando por Maro, Nerja, Torrox, El Morche, Lagos, Algarrobo Costa, la Caleta de Vélez, Torre del Mar, Benajarafe, Torre de Benagalbón, Rincón de la Victoria, la Cala del Moral y El Palo. Será un repaso por toda la zona oriental de la Costa del Sol donde los contrastes del mar, los acantilados y las rocas serán un juego de sensaciones para el público que vibrará con el paso de la serpiente multicolor. Tras la zona de la capital, los ciclistas iniciarán el cambio en la orografía con el paso por los Montes de Málaga. Continuará por el Colmenar para seguir por Villanueva de la Concepción con el ascenso a la carretera de El Torcal de Antequera.

Tras coronarlo, bajada hasta la ciudad de Antequera (sobre las 17.15 horas aproximadamente), que entrarán por la carretera del Nacimiento, Camino de Fuentemora, hasta conectar con la Ronda Norte para finalizar en una leve rampa junto a la entrada del recinto del Dolmen de Menga, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 2016, al que llegará el pelotón con imágenes espectaculares a vista de los helicópteros de TVE.

ETAPA 13. Coín-Tomares (Sevilla) (1 de septiembre). De Coín a Tomares, una etapa veloz con atractivos naturales (por Iván Gelibter). El nombramiento de Coín como Villa Europea del Deporte 2017 ha traído consigo una enorme cantidad de eventos deportivos a la localidad este año, aunque la salida de esta etapa de la Vuelta a España es la prueba estrella que acogerá la localidad.

La salida se hará sobre las 12.30 horas, aunque habrá actividades para todos los aficionados que comenzarán dos horas antes. Los ciclistas atravesarán el casco urbano del municipio para posteriormente ascender el puerto Alto de Ardales y pasar por Almargen antes de meterse en la provincia de Sevilla hacia el final de la etapa con meta en la localidad de Tomares. Aunque la carrera ya hizo un recorrido por el Valle del Guadalhorce en 2015, el protagonismo que se llevó entonces el Caminito del Rey se trasladará a la principal arteria de la comarca.

Según los expertos, este recorrido será mayoritariamente llano, y algo más extenso que el anterior etapa con final en Antequera (198,4 kilómetros), aunque con más facilidades para los velocistas, cuyo principal inconveniente en esta segunda etapa podrían ser las temperaturas, que de momento tampoco se prevén especialmente altas. Entre los grandes atractivos destaca el propio municipio de Coín, así como el Alto de Ardales y la cercanía con los embalses del Conde del Guadalhorce y Guadalteba.

Fotos

Vídeos