«Este Tour ha sido mi mayor desafío», admite el ganador

J. G. P. PARÍS.

Chris Froome aseguró que este Tour fue «su mayor desafío» porque «el rendimiento de los rivales» le obligaron a «dar un gran nivel». «Agradezco el espíritu de deportividad, hemos corrido los unos contra los otros, hemos sufrido juntos, pero la camaradería en el pelotón hacen grande el Tour», declaró el ciclista del Sky en un discurso leído desde el podium de los Campos Elíseos. El británico declaró que «la posibilidad de ganar el cuarto Tour» le motivó «más que nunca» y consideró «un honor formar parte de la historia del Tour de Francia». «Estoy orgulloso. Cada Tour es un capítulo de la historia. No olvidaré lo que significa vestir el amarillo, ni el privilegio de estar en los Campos Elíseos como ganador», aseguró el keniano.

Froome agradeció el apoyo de los franceses «que hace más de cien años crearon esta carrera para todo el mundo». «Debe seguir siendo así, una carrera que permita compartir diferentes culturas, una pasión especial. Me he enamorado de esta carrera, la mayor del mundo y ha sido gracias a vosotros», dijo en francés el ganador de la prueba por cuarta ocasión.

Satisfacción

Mikel Landa, cuarto a un segundo del podio, admitió tras la última etapa que «es una verdadera alegría terminar el Tour con una victoria final para nosotros. Estoy satisfecho de mi cuarto puesto», afirmó el alavés.

El ciclista de Murgia quedó a un solo segundo en la general del tercer clasificado, el francés Romain Bardet, mientras que el colombiano Rigoberto Urán fue segundo en la general. «Miré si Bardet estaba nervioso, si podía fallar», declaró con una sonrisa el corredor español, para después ratificar que quiere dejar el Sky y su papel de gregario de Froome para ser líder en otro conjunto. «El año próximo no sé cómo se presentará, pero me gustaría ser líder de equipo. Me gustaría hacer un buen Tour como líder de equipo», remachó.

Fotos

Vídeos