Nuevo triunfo de Kittel, que supera a Zabel como el alemán con más victorias del Tour

COLPISA BERGERAC.

No hay quien pueda al esprint con Marcel Kittel. El ciclista alemán del Quick-Step, sin lanzador, demostró que es un auténtico 'gigante verde' del Tour y apareció desde muy atrás, a pesar de estar mal colocado, para protagonizar una remontada especacular y llevarse la décima etapa al esprint.

Tal fue su superioridad que le dio tiempo incluso a celebrar la victoria, la cuarta del presente Tour, la decimotercera en su cuenta personal, tras recorrer los 178 kilómetros que hay entre Périgueux y Bergerac. El ciclista del Quick-Step se impuso al alemán del Trek Degenkolb y al holandés del Lotto Jumbo Groenewegen.

La general sigue sin cambios, con Chris Froome con el maillot amarillo, por delante del italiano Fabio Aru y del francés Romain Bardet. «Fue un día tranquilo. No había mucho viento y no había presión. No fue una etapa complicada», dijo Froome. La etapa se vio animada por una escapada formada casi desde el principio y de la que formaron parte los franceses Elie Gesbert (Fortuneo), el benjamín del pelotón con 22 años, y Yoann Offredo (Wanty), que fueron alcanzados a siete kilómetros del final. El dúo de fugados llegó a contar con una ventaja de más de cinco minutos, pero, como todas las escapadas en las etapas llanas de la presente edición del Tour, no llegaron a buen puerto.

Con este cuarto triunfo, Kittel se colocó en solitario como el corredor alemán con más victorias de etapa en la historia del Tour, un total de trece, superando los doce de Erik Zabel, y dejando atrás a su compatriota André Greipel, que tiene once y sigue sin imponerse en la presente edición.

Fotos

Vídeos