Froome, más cerca de su cuarto Tour

El británico sale de la montaña con el 'maillot' amarillo y ya sólo tendrá que salvar la contrarreloj de mañana en Marsella, en la que es claro favorito

COLPISA IZOARD (FRANCIA).

Chris Froome (Sky) tiene su cuarto Tour de Francia al alcance de la mano. El británico retuvo el 'maillot' amarillo que le acredita como líder de la 'Grande Boucle' al término de la decimoctava etapa, la última de montaña, y sólo tendrá que salvar la contrarreloj de mañana, en la que es claro favorito, para volver a lo más alto del podio en los Campos Elíseos. El galo Warren Barguil (Sunweb), con el maillot de lunares asegurado, confirmó su condición de mejor escalador del Tour al vencer en la decimoctava etapa, con final en el mítico puerto de Izoard, en una jornada en que el colombiano Rigoberto Urán (Cannondale) perdió la segunda plaza.

Urán llegó en quinta posición en la meta, a 22 segundos de Barguil, cediendo su lugar en la general al francés Romain Bardet (A2GR), que entró en el tercer puesto en la etapa, dos segundos por delante del colombiano, haciéndose además con cuatro segundos de bonificación. «Me jugué el todo por el todo a 500 metros de la meta. Nada está decidido, pero pienso que ya he hecho un buen Tour y he respondido en la montaña», afirmó Bardet.

Urán y Bardet estaban empatados antes de la contrarreloj de mañana en la segunda plaza, a 27 segundos de Froome, que sigue líder.«Lo importante era estar delante y no perder tiempo. Fue duro el Izoard pero las cosas fueron bien para mí», dijo Urán tratando de ser positivo. Barguil entró en la meta con 20 segundos de ventaja sobre el colombiano Atapuma (Emirates), Bardet y Froome, por lo que por ese orden, pero el francés es ahora segundo, a 23 segundos del británico, siendo Urán tercero, a 29. «No seré un gran campeón que gane una gran vuelta como Contador o Quintana pero tampoco soy un ciclista cualquiera. Yo no creía demasiado en mí pero hubo muchos que creyeron y me dijeron que iba a impresionar en este Tour, y el que está impresionado soy yo», dijo Barguil.

Atapuma, protagonista

El gran protagonista de la jornada fue el colombiano Atapuma que estuvo en todas las escapadas de la jornada para ser alcanzado por Barguil, a solo 1.500 metros de la meta. Atapuma estuvo cerca de ofrecer una victoria de etapa a su país en el día de su fiesta nacional. Colombia al final no pudo celebrar ya que no coronó el Izoard en cabeza, y Urán perdió la segunda plaza en la general. Barguil se impuso por segunda vez en este Tour, tras su triunfo en Foix el 14 de julio.

De este forma confirmó su estatus de mejor escalador, ya que además de asegurarse ayer el premio de la montaña, venció en una etapa pirenaica y una alpina. El campeón de Italia, Fabio Aru (Astana), que ya había perdido la segunda plaza en la general el miércoles en el Galibier, volvió a quedarse atrás y pasó a ser quinto en la general, superado por el español, Mikel Landa (Sky).

Una vez más, la táctica del equipo Sky fue perfecta. Froome controló todos los ataques de Bardet e incluso pudo colocar a Landa en la cuarta posición, a 1:36 de su líder, tras ser sexto en la etapa, a 32 segundos de Barguil. «Estoy feliz de haber pasado los Alpes sin problemas este año», dijo Froome. «Los Alpes siempre han sido duros para mí. Ahora a esperar la decisiva contrarreloj del sábado en Marsella», añadió el británico. Finalmente, el colombiano Quintana quedó más descolgado en la etapa de ayer y ya no está entre los diez mejores.

Hoy el Tour deja la montaña en una etapa de 222,5 kilómetros, la más larga del Tour, entre Embrun y Salon-de-Provence, antes de la contrarreloj decisiva de mañana en Marsella (22,5 kilómetros).

Fotos

Vídeos