Poels ejerce de Froome

El holandés delSky Wout Poels, ayer a su llegada a la meta de La Guardia de Jaén. :: /José Manuel Pedrosa. Efe
El holandés delSky Wout Poels, ayer a su llegada a la meta de La Guardia de Jaén. :: / José Manuel Pedrosa. Efe

El holandés gana la etapa reina y es el nuevo líder de la Vuelta a Andalucía

MARTÍN COLBA

Hay pocos ciclistas en el pelotón mejores que Wout Poels. Y más desaprovechados. O no, porque lo cierto es que el contrato que tiene en el Team Sky es para que el holandés se sienta valorado. Pero estamos ante un corredor que podría ser perfectamente jefe de filas en cualquier equipo, y en cambio se sacrifica cada temporada en favor de Chris Froome. En los últimos Tours de Francia del británico, el trabajo de Poels ha sido fundamental.

La jornada de hoy, con salida en Mancha Real, se perfila como cómoda antes de un fin de semana decisivo

Pero ayer se cambiaron las tornas. En la segunda etapa, la más corta y más dura, de esta Vuelta a Andalucía. No eran más de diez corredores en el grupo de favoritos que se iba a jugar la etapa, y donde estaban sólo los mejores de la carrera. Estaba Tim Wellens por delante y se encaraban ya los últimos mil metros de la corta pero explosiva subida a Las Allanadas. Froome iba como siempre, con su paso cuartelero y sin importarle especialmente lo que hicieran los demás. Mirando su potenciómetro, como casi siempre.

Luis León Sánchez, segundo: «Aún pueden pasar muchas cosas»

Luis León Sánchez vive un momento dulce en este arranque de la temporada, certificado con una gran Volta a la Comunitat Valenciana en la que fue segundo por detrás de su paisano Alejandro Valverde. Hace apenas una semana, ‘Luisle’ se la pudo devolver a su paisano en la Vuelta a Murcia.

Ahora es el primer español de la Vuelta a Andalucía tras acabar segundo la etapa de ayer, una subida que sobre el papel no le venía especialmente bien, pero en la que se metió con los más fuertes: «Nos pidieron que estuviéramos fuertes en el arranque de temporada y lo cierto es que llegamos muy bien», explicó. Sin embargo, la carrera está abierta y todavía quedan tres etapas. «En una vuelta de cinco días pueden pasar muchas cosas», dijo.

La contrarreloj del domingo emerge, para el completo corredor de Mula, como la jornada decisiva de la carrera: «La llegada del sábado (por mañana) en Alcalá hará algunos cortes, pero creo que serán menos diferencias que hoy (por ayer)», comentó. Además, se niega a dar por muerto a Froome: «Son 27 segundos, con la contrarreloj no es mucho tiempo. Que nadie descarte a un corredor como él», concluyó.

Probó primero Poels una vez. Luego Mikel Landa, ex compañero, que lo conoce perfectamente y sabe hasta dónde puede llegar. Alcanzaron a Wellens sin demasiados problemas y se mantuvieron los tres unos metros por delante. Tanto ellos como los que se habían quedado detrás iban con las orejas tiesas esperando el hachazo final de Froome. Pero el astro británico, que ha entrenado salvajemente este invierno, está falto de ritmo y las rampas del 20% se le atragantaron. Se quedó cortado cuando todavía faltaban un par de curvas para llegar a la cima.

Vuelta a la carga

Sólo cuando vio que su jefe no iba a poder estar en esa pelea final, Poels volvió a la carga. Y esta vez el ataque fue definitivo. Dejó de rueda a todos sus acompañantes y se marchó directamente hasta la meta. Está un escalón por encima de los demás, eso es todo. Ahora es el nuevo líder y faltan tres días por delante.

Pero quien piense que Froome está eliminado, comete un grave error. Entró en la meta a 27 segundos de Poels, y eso con una contrarreloj de 14 kilómetros en puertas no es una distancia ni mucho menos definitiva. Y su espíritu competitivo innato hace que nunca dé una carrera por perdida. Si no se supedita a Poels, dará guerra.

Los corredores españoles tuvieron un papel realmente destacado. Empezando por Diego Rubio (Burgos-BH), el más fuerte de una fuga de nueve en la que también estaban Enrique Sanz (Euskadi-Murias) y el granadino Álvaro Cuadros. Rubio, abulense de nacimiento, fue dejando uno a uno a todos sus compañeros de aventura antes de las primeras rampas de Las Allanadas. Los favoritos dieron con él a sólo dos kilómetros de meta. También en meta, pues Luis León Sánchez llegó segundo y Mikel Landa terminó cuarto. La general está en un pañuelo.

Luis León Sánchez, en el podio. :
Luis León Sánchez, en el podio. : / José Manuel Pedrosa. Efe

En teoría, el día de hoy debe ser cómodo para Poels y el Sky. Se sale desde la localidad de Mancha Real (Jaén) con un trazado más bien llano. Sólo habrá dos puertos de tercera categoría y con espacio más que suficiente hasta la línea de meta como para pensar en algo que no sea un sprint masivo en Herrera. Pero el fin de semana será distinto de nuevo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos