El nuevo calendario UCI permitirá a Málaga ser salida de La Vuelta en 2018

Los ciclistas de La Vuelta, a su paso por el mercado de Atarazanas en 2006.
Los ciclistas de La Vuelta, a su paso por el mercado de Atarazanas en 2006. / SUR

La carrera comenzará una semana más tarde que este año y evitará la coincidencia con la Feria, que implicaba un problema organizativo

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Después de Nimes llegará el turno de Málaga. La capital se perfila como salida de La Vuelta a España 2018 desde una ubicación todavía por terminar. El acuerdo entre la Diputación de Málaga, que hoy debe ser concretado con la empresa organizadora de la ronda española, Unipublic, ha sido posible gracias a un cambio del calendario por parte de la Unión Ciclista Internacional (UCI).

El primer día de competición de la carrera coincide con el último fin de semana de la Feria de Málaga, lo que por cuestiones de logística y seguridad habría hecho casi imposible que la capital acogiese la salida. La ciudad está estos días al máximo de ocupación, con cientos de personas entrando y saliendo del Centro, a las que se unen los cruceristas de los distintos barcos que hacen parada en el Puerto. Cortar el tráfico de la ciudad para una etapa prólogo habría sido inviable. Sin embargo, la UCI aceptó la propuesta para retrasar el comienzo de la carrera al fin de semana del 25 y 26 de agosto de 2018. Esta decisión ha despejado el camino para que Málaga sea el punto de partida de La Vuelta, algo que no ocurría desde 2006 y que ya tuvo un precedente en el año 2000, mientras que Puerto Banús (Marbella) lo fue en 2015.

El presidente de la Diputación, Elías Bendodo, viajó ayer por la tarde a Nimes (Francia), donde hoy arranca la ronda española que reúne a lo mejorcito del pelotón internacional y que será la última carrera que dispute Alberto Contador. Además de la salida desde la capital, todavía está abierto el abanico de alternativas. Por un lado, se baraja la posibilidad de un prólogo y dos etapas, además de una salida de etapa. También se ha negociado la opción de que la provincia acoja tres. Esto dependerá en gran medida de la disposición de los diferentes ayuntamientos de la provincia, incluido el de la capital, en respaldar el acuerdo económicamente, pues se calcula que cada uno tendría que desembolsar unos 100.000 euros.

Parada fija

En los últimos años, la provincia de Málaga se ha convertido en parada fija de La Vuelta a España, de hecho, en 2015 se pudieron ver cuatro etapas, incluyendo la salida desde Puerto Banús. Este año, sin ir más lejos, la carrera vivirá uno de sus momentos más espectaculares con la etapa Motril-Antequera, que pasará por El Torcal y finalizará en el Sitio de Los Dólmenes. Posteriormente, la carrera saldría desde Coín y finalizará en el municipio sevillano de Tomares.

Desde hace meses, varios medios especializados en ciclismo ya daban por seguro que Málaga acogería la salida de La Vuelta, pero también dieron más detalles del acuerdo entre la Diputación Provincial y Unipublic, empresa organizadora de la carrera, entre ellos que Estepona albergará una etapa y también será la localidad elegida para la presentación oficial de la prueba. La edición de 2018 era la única que falta por tener un punto de partida, pues Alicante lo será en 2019 y la ciudad holandesa de Utrecht acogerá el pistoletazo de salida en 2020.

Y ahora falta por ver qué lugar de la capital se elige para el prólogo que abrirá La Vuelta 2018. Fuentes consultadas indicaron que hay distintas opciones sobre la mesa, pero que las condiciones de Málaga permiten que una etapa corta como la del primer día se pueda disfrutar de casi toda la ciudad. Cobra fuerza que sea en el entorno del Muelle Uno, junto al Pompidou o en el nuevo muelle de levante, donde atracan los cruceros que llegan a la ciudad.

Fotos

Vídeos