BLUEBAY... CUANDO TRUENA

SERGIO CORTÉS

El juicio por el 'caso BlueBay' arrancará el 4 de diciembre, precisamente cuando se celebra la festividad de Santa Bárbara. Ni a propósito. Ahora que truena en torno al Málaga la mayoría comienza a acordarse de BlueBay como si de la panacea se tratara. Desgraciadamente poco o nada importan el partido de esta noche y los seis siguientes. El foco está puesto en el futuro, sombrío e incierto por la falta de liderazgo, estructura y rumbo. Los Al-Thani están asustados y confían en mejorar su imagen con un baño de masas tras los posibles ascensos del filial y del conjunto femenino, la prueba más evidente de que desconocen las verdaderas consecuencias del descalabro del primer equipo. Porque, mientras no se demuestre lo contrario, el irreversible descenso obligará a demasiados ajustes para planificar una plantilla digna para Segunda -ojo con las ilusiones, porque las ataduras económicas son enormes- y, lógicamente, más gastos en el Malagueño y el Málaga femenino se antojan imposibles de acometer. Aunque se le dé más importancia al proceso judicial, el futuro pasa realmente por el proceso deportivo de los próximos meses. Me da que el litigio que comenzará en diciembre sólo vendrá a enfangar más la inestable y delicada situación del Málaga. Todo aspecto extradeportivo acaba por calar en el vestuario e influir en el equipo, así que no quiero ni pensar en una temporada que encima arranque con dudas en el plano deportivo. Y si por fortuna todo va viento en popa no será ni mucho menos beneficioso. La carta de presentación de BlueBay no me apasionó precisamente, con proyectos de un estadio para 47.000 espectadores, un hotel de lujo en La Rosaleda y un 'parking ecológico' en una zona que cubriría el Guadalmedina. Castillos en el aire. El Málaga necesita un cambio radical, una transformación urgente, una estructura y un modelo de club profesionales. Y eso, juicio y recursos mediantes, urge ya. Sin las ideas claras es más difícil que la pelota entre. Por eso precisamente, por la pésima planificación deportiva y económica en verano, ha sido mayúsculo el descalabro. Que no se repita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos