El Unicaja madura la decisión sobre el reemplazo de Shermadini

JUAN CALDERÓN MÁLAGA.

El Unicaja se da un margen de espera para tomar una decisión clave para el desarrollo de la temporada. El club decidirá en las próximas horas quién será el sustituto de Giorgi Shermadini en los próximos meses y puede que hasta final de la temporada dependiendo de cómo vaya la recuperación del pívot. El georgiano tiene una fractura en el cuarto metatarsiano del pie izquierdo, no tendrá que operarse y seguirá un tratamiento conservador.

Como se ha venido informando desde el comienzo de la semana, el Unicaja estaba alerta ante la posibilidad de fichar, aunque no fue hasta el jueves cuando definitivamente agilizó los contactos con distintos jugadores. El estadounidense Jarrod Jones, un ala-pivot de 2,08 metros y 27 años, que milita en el Karsiyaka turco, es una de las opciones. Se ha contactado con su agente, pero el club quiere asegurarse de que el pasaporte húngaro del jugador es válido en la Liga ACB. Es la Federación Española la que tiene que dar luz verde a la licencia, según se apuntó, y en esas comprobaciones se está. La doble nacionalidad se puede obtener por parentesco, por matrimonio o por ser requerido por una interés deportivo por una federación, como es el caso de Jones. Sin embargo, el pívot nacido en Michigan no llegó a jugar un partido oficial con Hungría y eso impide que haya una seguridad al respecto. Jones tiene problemas de cobro en el Karsiyaka y esto podría facilitar su salida en cualquier momento si es el elegido.

El Unicaja tiene experiencias parecidas, pues DeMarcus Nelson, que jugó en Málaga hace dos temporadas, tiene la nacionalidad serbia y no cumple ninguno de los requisitos antes expuestos. En su caso no tuvo problema alguno para actuar como comunitario. Actualmente hay más jugadores en la Liga en similares circunstancias.

La ventaja que tiene Jarrod Jones es que vendría gratis, no así en el caso de Ivan Buva, pívot de 2,08 metros y 29 años que jugó en el Bilbao la campaña pasada. Buva se está saliendo en la liga turca, donde es el segundo máximo anotador con el Istambul BBS. Ayer, sin ir más lejos, firmó 23 puntos y 7 rebotes en la derrota de su equipo ante el Tofas (73-80), que lidera la competición. Con estos números, Buva ha exigido un año más de contrato para dejar su actual equipo, y el Unicaja no quiere hipotecar salarios de la próxima campaña.

Según se apuntó a este periódico, Alen Omic, ahora en el Estrella Roja, también ha sido ofrecido, pero su caso es igual que el de Buva y no se movería si no es por un contrato de más duración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos