Una temporada crucial para los jugadores españoles

Sólo Sergio Rodríguez se apeó este verano de los de la 'ÑBA'. Para los restantes se presenta un curso muy exigente. El recién llegado Lauvergne apretará a Pau Gasol, cuya renovación por otras tres campañas evidenció la confianza que le tienen los Spurs. El de Sant Boi apura las opciones de ganar su tercer anillo en un equipo incombustible. Su hermano Marc se enfrenta a un estancamiento de los Grizzlies que podría acabar sacándole de Memphis pese a que tiene tres años más de contrato.

José Manuel Calderón llega para aportar tablas a unos Cavs en los que tendrá que conformarse con los minutos que dejen libres Isaiah Thomas y Derrick Rose. Tras seis temporadas en los Timberwolves, Ricky Rubio aterriza en unos Jazz todavía conmocionados por la salida de Hayward y en los que tendrá que aportar claridad al ataque de un equipo cuyas opciones pasan por su férrea defensa. Mucho más se juega Ibaka, al que el contrato que le dieron los Raptors obliga a elevar el nivel. Y qué decir de Mirotic, que mantuvo una complicada negociación con los Bulls que le situó como el segundo mejor pagado de una franquicia que ha depositado sus esperanzas en el 'rookie' finlandés Lauri Makkanen, que ocupa su misma posición.

A Abrines, la brillante labor de Presti en los despachos le ha complicado gozar del incremento de minutos, aunque Billy Donovan no tiene dudas del balear. En cuando a los Hernangómez, la incorporación de Enes Kanter añade competencia a Willy en los Knicks, mientras que Juancho tiene un perfecto ecosistema donde seguir creciendo en unos Nuggets.

Fotos

Vídeos