La selección, a cerrar la 'ventana' ante Eslovenia sin pillarse los dedos

España se enfrenta esta tarde a la actual campeona de Europa en Burgos para encarrilar la clasificación para el Mundial

EFE MADRID.

La selección española de baloncesto pretende cerrar esta primera ventana sin pillarse los dedos, es decir, venciendo hoy a Eslovenia, la vigente campeona de Europa, en el Coliseum de Burgos (19.30 horas en BeMad). Casi más importante que la victoria ante Montenegro fue la imagen del equipo español. Con una gran defensa, con una gran intensidad y compromiso, la selección dio una grata impresión en su debut en la carrera hacia el Mundial 2019 de China.

Privados de los mejores jugadores, sin los NBA ni los de Euroliga, España demostró en Podgorica que tiene jugadores de alto nivel y alto compromiso para superar estos trances tan atípicos. Ahora, en Burgos y ante Eslovenia, el seleccionador Sergio Scariolo volverá a intentar que el equipo vuelva a dar otra vez una sensación más que positiva.

Eslovenia mantiene a siete jugadores de los que ganaron la medalla de oro del Eurobasket en Estambul el pasado mes de septiembre, pero sin Anthony Randolph, Edo Muric, Goran Dragic, Aleksej Nikolic y Luka Doncic bajan muchos enteros en su cotización como equipo.

De hecho sólo Klemen Prepelic, Jaka Blazic y Gasper Vidmar tuvieron una aportación significativa en el equipo campeón de Europa, mientras que Sasa Zagorac, Rebec, Ziga Dimec y Vlatko Cancar tuvieron un papel marginal. Los nuevos son Gregor Hrovat, Miha Lapornik, Mahkovic, Luka Rupnik y Mark Sisko.

Cancar fue el gran referente esloveno en el partido ante Bielorrusia que los balcánicos vencieron por 87-74. El alero del KK Mega Leks de la liga serbia fue el máximo anotador del partido con 20 puntos, mientras que el pívot Gasper Vidmar dominó el rebote con 9 rechaces. Jaka Blazic y Klemen Prepelic serán algunas de las amenazas que tendrá que intentar contrarrestar la defensa española, tan brillante en su primera puesta en escena este pasado viernes en la capital de Montenegro.

La victoria ante los campeones de Europa supondría encaminar correctamente la clasificación para el Mundial 2019 a la espera de la nueva ventana de febrero de 2018, en la que podría haber alguna sorpresa, o no, con tres meses de tiempo por delante para intentar llegar a un acuerdo entre FIBA y Euroliga.

Scariolo asegura haber vuelto muy contento de Pogdorica, más allá del resultado del partido, aunque el técnico tiene en mente al rival de hoy. «No podemos estar pendientes de los éxitos, sino de pensar en el siguiente desafío, que es más complicado aún por la calidad del rival y por la forma de jugar de Eslovenia, con un cambio de entrenador pero con el mismo cuerpo técnico. Es un equipo que juega desde hace mucho tiempo de la misma forma. Tienen algunos de los que fueron importantes en el oro del Europeo, como Prepelic, Blazic, Vidmar, Zagorac,... y han entrado algunos de gran calidad como Rupnik», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos