El penúltimo desafío de Javier Imbroda

Imbroda, en una imagen de archivo. /Salvador Salas
Imbroda, en una imagen de archivo. / Salvador Salas

El técnico afronta con optimismo la recta final de la elección a la presidencia de la Liga Endesa, a la que es candidato

Juan Calderón
JUAN CALDERÓNMálaga

Javier Imbroda volvió a pisar ayer el parquet del Palacio de los Deportes. El exentrenador del Unicaja, Sevilla, Real Madrid y la selección española, participó en el homenaje que el club malagueño le tributó al Mayoral Maristas que hace treinta años ascendió a la Liga ACB dirigido por él. Puede que la próxima vez que visite la cancha malagueña lo haga en condición de presidente la Liga ACB. Los clubes deberán decidir entre él, Juan Francisco García, presidente del Estudiantes entre 2008 y 2014, y Miguel Juane, exinternacional, exdirector general del Obradoiro y abogado especialista en derecho deportivo.

No lo tendrá fácil el melillense, aunque la realidad es que ninguno de los candidatos lo tiene. El proceso de elección y votación es tan complejo y hay tantos intereses de por medio, que es posible que después de este martes haya que empezar de nuevo si no hay consenso. Imbroda llega con los deberes hechos. En las últimas semanas desde que se conoció su candidatura, se ha dedicado a recorrer España para entrevistarse con los responsables de todos los clubes. La realidad es que todos los candidatos han hecho campaña, porque Miguel Juane, por ejemplo, también estuvo en Málaga para reunirse con los dirigentes del Unicaja. Pero ahí pinchará en hueso. El club malagueño dará su voto a Imbroda en la asamblea del martes, al igual que otros equipos, aunque no hay un consenso total y se esperan incluso abstenciones. En esas votaciones, cada club tendrá un voto, y tras una primera ronda, se descartará al candidato menos votado. Ya en la segunda, el ganador tendrá que contar con el respaldo de al menos 14 de los 18 clubes.

El propio Imbroda sabe que es complicado, pero tiene ganas. Hace unos meses anunció que había superado un cáncer de próstata. La carta en la que contó cómo había afrontado la enfermedad es una lección de vida. Ahora desborda vitalidad. Se le nota cuando habla de este y otros asuntos. «En las visitas que he realizado a los clubes de la Liga he podido conocer cuál es el diagnóstico que tiene la Liga ACB y ahora se trata de aplicar el tratamiento adecuado, que es el que expondré esta semana en la Liga, Diría que he percibido mucho afecto. He podido intercambiar impresiones con todos y eso es positivo. No he ido a buscar apoyos, sino a ganármelos, para tratar de recoger todas las sensibilidades de los clubes», comentaba ayer a SUR.

Jugadores y técnicos del Mayoral Maristas con el presidente del Unicaja, Eduardo García, ayer, el Palacio de los Deportes.
Jugadores y técnicos del Mayoral Maristas con el presidente del Unicaja, Eduardo García, ayer, el Palacio de los Deportes. / Francis Silva

Imbroda o el candidato elegido se encontrarán con un escenario complejo. La Liga ha sido desplazada por el crecimiento de la Euroliga. Hay un enorme conflicto entre esta y otras competiciones nacionales con la Euroliga y la FIBA, mientras que luego están los jugadores nacionales, que quieren dejarse sentir. «Debemos ponernos de acuerdo porque nos jugamos mucho. A todos nos apasiona el baloncesto porque es un producto que se puede vender y ofrecer para entretener. Es una obligación que todas las instituciones se pongan de acuerdo. Todos debemos ceder, independientemente de quién sea el elegido», recalcaba.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos