Marc Gasol eleva a España camino del oro

Marc Gasol se dispone a anotar una canasta ante el alemán Johannes Thiemann. :: OZAN KOSE / AFP/
Marc Gasol se dispone a anotar una canasta ante el alemán Johannes Thiemann. :: OZAN KOSE / AFP

El pívot de los Grizzlies se exhibe ante la rocosa Alemania y la campeona firma su décima semifinal europea consecutiva

AMADOR GÓMEZ MADRID.

Marc Gasol se encargó de elevar a España camino de la reválida del oro. Con una exhibición del pívot de los Grizzlies de Memphis, de quien había que esperar que explotase por fin en este Eurobasket, y lo hiciese en un choque decisivo, y con otro gran partido de Pau, la defensora del título continental destrozó a la rocosa Alemania y firmó, como era previsible, la clasificación para su décima semifinal continental consecutiva. La selección española derribó al complicado equipo germano en cuartos y entró así en la lucha por las medallas, para cumplir su primer objetivo, aunque el verdadero reto, que ya está a sólo dos pasos de cumplir, es conquistar de nuevo el título europeo, que sería el cuarto en las cinco últimas ediciones.

72 ALEMANIA

84 ESPAÑA

Alemania
Schröder (27), Tadda (0), Benzing (4), Barthel (6) y Voigtmann (2) -quinteto inicial-. Lo (9), Staiger (1), Theis (15), Akpinar (-), Thiemann (8) y Hartenstein (-).
España
Rubio (2), Navarro (-), San Emeterio (3), Pau Gasol (19) y Marc Gasol (28) -quinteto inicial-. Rodríguez (11), Willy Hernangómez (7), Sastre (8), Vives (-), Oriola (4) y Juancho Hernangómez (2).
Parciales
19-16, 14-18, 20-31 y 19-19.
Árbitros
Mazzoni (Italia), Glisic (Serbia) y Anastopoulos (Grecia). Eliminados: Theis y Barthel.
Incidencias
Partido de cuartos de final del Eurobasket 2017, disputado en el Sinan Erdem Arena de Estambul. 1.845 espectadores.

España, aun en un partido muy espeso en ataque hasta que el mediano de los Gasol, con la colaboración de Sergio Rodríguez, se encargó de romperlo en el tercer cuarto, volvió a demostrar su superioridad en el segundo cruce trascendental, encumbrada no sólo por su fortaleza en la pintura de la mejor pareja del campeonato, sino también por el tiro exterior que tantísimo se echó en falta en la primera parte. Cuando su hermano descansaba en el banquillo después de que el mayor de los Gasol también resultase vital antes del descanso, tomó Marc la responsabilidad en el tercer parcial y comenzó su memorable festival (18 puntos en ese período). Con tres triples consecutivos, el pívot de Memphis hizo despegar a España de forma definitiva después de haber sufrido demasiado ante la defensa de ayudas de los germanos, que intentaron colapsar la zona, y durante algunas fases lo consiguieron, y no permitieron exhibir su juego de contraataque a la campeona.

Sin embargo, contra Marc y Pau pocos antídotos se pueden hallar cuando están pletóricos de confianza. Igual que España sí encontró en Joan Sastre la solución para intentar frenar a su gran estrella, el «indefendible» Dennis Schöeder, como definió Scariolo al base de los Hawks de Atlanta, que acabó por encima de su media anotadora, aunque se soltó cuando ya no había remedio para su país, la selección alemana se vio incapaz de secar al imparable Marc. Ni por dentro, ni por fuera (4 de 6 triples). Con la mejoría que ha experimentado el pívot catalán durante la última temporada España dispone de otro recurso formidable para ratificar su condición de selección más poderosa y experimentada del Europeo. Con tres triples consecutivos en un tercer cuarto memorable para Marc Gasol, y seis de nueve en tiros de dos, aparte de una decena de rebotes y cuatro asistencias para 37 de valoración, él acabó con todas las dudas cuando, con la muñeca caliente desde los 6,75, puso en el marcador el 53-65.

Sólo unos minutos antes Alemania iba ganando por cuatro (47-43) y la dudas y la falta de continuidad, pese a su trabajo defensivo, continuaban en el equipo español, pero la campeona decidió dar un paso al frente desde el exterior y ahí despejó definitivamente el camino a la victoria. Nada menos que, cuando el duelo se movía en la balanza, con cinco bombardeos consecutivos, de Joan Sastre y Sergio Rodríguez previos al demoledor triplete de Marc. Con su talento, oficio y también descaro, esta España, que del partido ante los gigantes germanos extrae otra lección muy positiva, no parará hasta verse otra vez en lo más alto del podio, después de haber conseguido sobreponerse a la dureza defensiva del rival, que triunfó hasta que el mediano de los Gasol reventó los cuartos.

De los 33 puntos de España al descanso, doce ya eran de Pau y ocho de Marc. El resto no acompañó entonces en ataque, y la campeona acusó en esa primera parte su nulidad desde el perímetro, con sólo 3 de 11 en triples (el 27%). Afortunadamente, los alemanes firmaron los mismos números en el lanzamiento exterior en esa mitad en la que España mejoró muchísimo en defensa a partir del segundo cuarto y fue más alegre en el aspecto ofensivo junto tuvo dos bases en pista (Ricky y el 'Chacho').

España, en su peor inicio del campeonato, y casi cuatro minutos sin anotar, logró engujar una diferencia de nueve abajo (11-2) gracias a Pau, que comenzó a hacerse el dueño de la pintura junto a Marc -enorme en el rebote defensivo, con nueve rechaces bajo su aro- ante los gigantes germanos. Después hubo otra desventaja de siete (25-18), pero con su defensa y la paciencia que reclamó Scariolo endosó España al rival un parcial de 2-14 y volvió la igualada al descanso. Hasta que el tiro exterior, liderado por Marc, desatascó por fin el choque: diez de 25 triples para un 40%.

Más

Fotos

Vídeos