Hierrezuelo, en la corte de Obradovic

Dani Hierrezuelo, en el Palacio de los Deportes de Málaga. /Salvador Salas
Dani Hierrezuelo, en el Palacio de los Deportes de Málaga. / Salvador Salas

El malagueño pitará por quinta vez en la Final Four de la Euroliga, que arranca hoy con el técnico serbio del Fenerbahçe y el Madrid buscando la decena de títulos

JUAN CALDERÓN y COLPISA

Un malagueño será testigo de excepción de la gran cita del baloncesto europeo. Mejor dicho, será juez parte. Daniel Hierrezuelo pita desde hoy por quinta vez la Final Four de la Euroliga que arranca en Belgrado en la que el Real Madrid buscará su décimo título, con el permiso del CSKA, al igual que Zeljko Obradovic, técnico del Fenerbahçe, que para aceder a la final tendrá que superar al Zalguiris.

La presencia de Hierrezuelo lo confirma dentro de la élite continental, en la que lleva asentado casi una década y con la única espinita de no haber participado en unos Juegos Olímpicos, pero ya piensa en los de Tokio 2020. El año pasado ya dirigió el encuentro por el título entre el Fenerbahçe y el Olympiacos, saldado con el triunfo del cuadro turco, que logró su primer título de la Euroliga.

Los datos

Viernes
Fenerbahçe-Zalgiris, 18.00 horas y CSKA de Moscú-Real Madrid. 21:00 h.
Domingo
Tercer y cuarto puesto. 17.00 horas. Final. 20.00 horas.
Televisión
Todos los partidos se podrán seguir en el canal #0 de Movistar.

Los ocho árbitros elegidos para la Final Four de Belgrado son: Matej Boltauzer (Eslovenia), Daniel Hierrezuelo (España), Ilias Koromilas (Grecia), Luigi Lamonica (Italia), Olegs Latisevs (Letonia), Robert Lottermoser(Alemania), Sreten Radovic (Croacia) y Boris Ryzhyk (Ucrania).

Los ocho tienen experiencia en finales a cuatro de la Euroliga y así para Lamonica, Lottermoser y Ryzhyk será su octava ocasión, para Latisevs la séptima; la quinta para Hierrezuelo, la cuarta para Boltauzer y la segunda para Koromilas y Radovic.

Como suele ser habitual, la presión será máxima para ellos teniendo en cuenta lo que hay en juego con los cuatro mejores equipos en los ocho meses de competición de la Euroliga disputándose el ansiado título. Además, por si fuera poco, tendrán que lidiar con cuatro entrenadores de mucho peso como son Pablo Laso, Zeljko Obradovic, Sarunas Jasikevicius y el griego Dimitris Itoudis.

Duelo por todo lo alto

En su sexta Final Four en ocho años, el Real Madrid se estrena contra el CSKA de Moscú, que aspira a la 'octava', mientras que en 'casa' de Obradovic, en la capital serbia donde todo empezó para el técnico que atesora un palmarés increíble, el vigente campeón, el Fenerbahce, comenzará la defensa de su corona de la Euroliga frente al Zalgiris de Kaunas.

«Sé lo difícil que es llegar hasta aquí e intentar ganar una Final Four», dijo ayer Obradovic, campeón con el Partizan, el Joventut, el Real Madrid, el Panathinaikos, en cinco ocasiones, y el Fenerbahçee, que gracias a él disputa su cuarta cita consecutiva por el título y el pasado año conquistó en Estambul la primera de su historia. Con 58 años y 26 en los banquillos Obradovic afronta su decimoctava Final Four, la primera en su tierra, y reconoce que «la única presión» que tiene es a la que le someten sus amigos Pablo Laso, Sarunas Jasikevicius y Dimitris Itoudis, quienes han sido discípulos suyos y, tras disfrutar junto a él los días previos fuera de la cancha, intentarán destronar fuera de ella al serbio.

«El miércoles ya empezamos, pero ellos son más jóvenes que yo y no sé si aguantaré su ritmo, porque querrán salir otra vez. La principal presión será ver dónde estará Sarunas estar tarde-noche», comentó ayer con humor Obradovic durante una conferencia de prensa en la que Luka Doncic, con sólo 19 años, aseguró que tampoco siente en Belgrado esa influencia externa que tanto suele afectar a quienes se encuentran ante los partidos más decisivos. «El año pasado ya aprendí la lección», sentenció el joven base esloveno, uno de los llamados a triunfar, antes de su marcha a la NBA, en Belgrado, donde Real Madrid –por fin con todos sus jugadores disponibles– y Fenerbahçe tendrán difícil la final.

Campazzo es duda

El CSKA llega con la baja del escolta francés Leo Westermann y algunas dudas sobre el también escolta francés Nando de Colo y el pívot el estadounidense Kyle Hines, aunque ambos, tras estar ausentes un par de semanas por lesión, ya volvieron al equipo el pasado domingo en la VTL rusa en la victoria del CSKA sobre el Parma Perm, con 17 puntos de De Colo en 19 minutos.

El Real Madrid, que ha ido recuperando jugadores tras una temporada infernal en lo que a lesiones se refiere, tiene la duda del base argentino Facundo Campazzo. «Ya sabíamos iba a llegar muy justo», anunció su entrenador Pablo Laso, que también dijo que si tiene que jugar «jugará».

Será un auténtico choque de trenes entre dos de los mejores equipos del continente. Los rusos son unos auténticos especialistas en llegar a la Final a Cuatro, con quince presencias en las últimas dieciséis ediciones, aunque con tan solo tres títulos. Los españoles con cinco de las últimas seis sólo consiguieron el de 2015.

En la otra semifinal, el Fenerbahçe defiende título, pero tendrá que tener cuidado ante un Zalgiris que se presenta en Belgrado con el triple como bandera, atesorando un 42.20 por ciento de acierto durante la fase regular, aunque el Fenerbahce, segundo en esta clasificación estadística tras el CSKA, le mejora con un 42.38 %. Así es que parece que el lanzamiento, y el acierto, desde detrás de la línea de 6,75 metros puede tener mucho que decir en la suerte del choque.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos