La FIBA retrasa los partidos de selecciones para buscar un acuerdo con la Euroliga

Imagen del Fenerbahçe-Baskonia de la pasada Euroliga. / EFE

Los primeros duelos de clasificación para el Mundial 2019 se jugarían los viernes y los de la máxima competición europea los martes

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

La Federación Internacional de Baloncesto y la Euroliga tratan de acercar posturas en la disputa abierta por las denominadas ventanas FIBA, es decir los partidos que las selecciones nacionales de baloncesto disputarán durante la temporada (y no en verano, como era habitual) para lograr la clasificación para el Mundial de China en 2019.

La Euroliga decidió no parar su competición y los clubes, entre ellos el Unicaja, no están dispuestos a ceder a sus jugadores para que vayan a jugar con las selecciones. Con los jugadores entre la espada y la pared, ambos organismos están obligados a entenderse. Con la situación actual, por ejemplo España no podría contar ni con los jugadores de la NBA como los Gasol, Ricky o los Hernangómez (las franquicias no permitirán la cesión de sus jugadores) ni con jugadores del Real Madrid, Barcelona, Baskonia, Valencia y Unicaja (Alberto Díaz o Dani Díez estánen la órbita de Scariolo).

Ahora, la FIBA ha decidido retrasar un día, de jueves a viernes, todos los partidos de clasificación durante noviembre de 2017 y febrero de 2018, con el objetivo de lograr un acuerdo con la Euroliga para que los jugadores puedan estar con la selección y también con sus respectivos clubes. La FIBA ha solicitado a la entidad que organiza la Euroliga que modifique también su calendario y que durante la semana de selecciones adelante sus correspondientes partidos al martes. Si la Euroliga acepta esta propuesta, los jugadores disputarían el martes su partido de Euroliga y el viernes jugarían con las selecciones nacionales.

Solución de compromiso

España por ejemplo se enfrentará a Montenegro el viernes 24 de noviembre, el mismo día que están programados el Panathinaikos-Real Madrid y Unicaja-CSKA. Para el jueves 23 de noviembre están previstos los encuentros Brose-Valencia, Barça-Maccabi y Estrella Roja-Baskonia.

«La decisión se ha tomado después de que el lunes 25 la FIBA presentará una solución de compromiso a los presidentes de los 16 clubes de la Euroliga y a 'Euroleague Commercial Assets' (ECA). Actualmente, la FIBA está trabajando de cerca con sus federaciones nacionales de modo que éstas confirmen los necesarios cambios en los recintos de juego y las reservas de viaje para sus equipos nacionales», afirma el organismo que rige el baloncesto mundial. La pelota está en el tejado de la Euroliga.

Fotos

Vídeos