La eliminación del Gran Canaria en la Eurocup acaba con una amenaza para el Unicaja

J. CALDERÓN MÁLAGA.

El Herbalife Gran Canaria quedó ayer eliminado de la Eurocup después de caer en los cuartos de final ante el Lokomotiv en el segundo encuentro de la eliminatoria que los enfrentaba (59-80). Este resultado deja la segunda competición europea sin equipos españoles y acaba con un riesgo de futuro para el Unicaja.

Se da la circunstancia de que si algún equipo español hubiese ganado el torneo, esto habría ido en contra de la Licencia B que tiene la ACB reservada para el mejor equipo clasificado sin Licencia A. Es así para premiar al campeón de la Eurocup en caso de que se dé esta coincidencia de nacionalidades y para evitar también que, como esta temporada, haya cinco equipos de un mismo país (Barcelona, Baskonia, Real Madrid, Valencia y Unicaja). Esta campaña el conjunto valenciano accedió a la Euroliga tras ganar la ACB, y el Unicaja, tras conquistar la Eurocup.

El director ejecutivo de la Euroliga, Jordi Bertomeu, ya aclaró esta semana que el mejor equipo sin licencia en la ACB tendrá una plaza garantizada la próxima campaña. Lograr esta plaza es el gran objetivo del Unicaja de aquí al final de la temporada, por lo que es clave acabar la fase regular lo más arriba posible y tener el factor cancha a favor en los 'play-off'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos