Doncic, Llull y los triples permiten al Madrid soñar con la Euroliga

Los jugadores del Madrid celebran el triunfo. :: efe/
Los jugadores del Madrid celebran el triunfo. :: efe

EFE

belgrado. El Real Madrid, que venció al CSKA Moscú por 83-92 en la segunda semifinal de la Final a Cuatro de la Euroliga, puede seguir soñando con la Décima gracias a Doncic, a Llull y a los triples. Su rival mañana (20.00 horas) será el Fenerbahçe.

La salida del Real Madrid no fue buena y el quinteto alternativo que puso Laso de inicio no cumplió con lo previsto en el plan de partido, toda vez que el CSKA finalizó el primer cuarto con 30 puntos en su haber cuando se había hablado de cerrar el aro. Higgins fue la pesadilla inicial y ni la zona pareció solucionar el problema. Pero todo cambió en apenas tres minutos, los primeros del segundo acto. Y fue a base de triples. Los que no entraron en un primer momento, entraron todos seguidos, cinco de cinco, con Causeur, que abrió el grifo, Carroll y Llull como protagonistas.

En un abrir y cerrar de ojos el Madrid se puso por primera vez en el partido por delante en el marcador, 32-34, recuperando la moral, el juego y hasta la defensa. Los 5 de 6 triples del Madrid en este cuarto fueron el maná que necesitaba el equipo para centrarse, para creer en sus posibilidades y para entrar en el partido.

El equipo español consiguió un parcial de 16-27 y se fue al descanso con una mínima victoria, 46-47. Carroll con 3 de 4 triples sembró el terror en la filas moscovitas y Llull, que fue el autor de la mandarina que significó la primera ventaja, con 7 puntos tiró del equipo en los momentos difíciles.Reyes, el capitán, que no había aparecido en la primera parte, comenzó a hacer su trabajo de zapa bajo los aros y los réditos comenzaron a aparecer. Un parcial de 0-13, del 51-47 al 51-60 en casi seis minutos terroríficos para sus intereses. El 73-76 (m.35) fue casi un espejismo, porque Llull clavó otro triple y con un mate de Ayón el Madrid restauró ventajas más cómodas.

En la otra semifinal el Fenerbahce se impuso al Zalgiris por 76-67 en un partido en el que las defensas fueron protagonistas y en la que el equipo lituano mostró su capacidad de supervivencia ante un rival superior. Muhammed, con 19 puntos, 5 de 5 en canastas de 2, y 3 de 6 en triples, fue decisivo en muchos momentos del partido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos