Carlos Cabezas jugará en el Guaros de Lara venezolano

Carlos Cabezas jugará en el Guaros de Lara venezolano

El malagueño, que estaba sin equipo, refuerza al campeón de Sudamérica

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Carlos Cabezas ya tiene nuevo equipo. El base malagueño jugará esta temporada en el Guaros de Lara venezolano, actual campeón de Sudamérica. Cabezas, de 37 años, estaba esperando una propuesta de algún equipo de la Liga ACB y tenía ofrecimientos de la Liga Argentina, pero finalmente se ha decantado por la propuesta del conjunto venezolano.

“Llegó con mucha ilusión por competir en un gran equipo”, señala un jugador que afronta esta nueva etapa “con muchas ganas por vivir la experiencia. Se trata de un período corto de competición pero muy intenso y que me hace mucha ilusión”.

“Guaros de Lara es un equipo muy fuerte, con una gran estructura de club y que, deportivamente, está al más alto nivel como se pudo comprobar en la final de la Copa Intercontinental. Conozco a varios jugadores que estuvieron en la Liga Endesa y tiene a la base principal de la selección venezolana”, asegura un jugador que confiesa el papel que tuvo Ernesto Ché García en su fichaje. “Hablé con él y me habló muy bien tanto del equipo como del club. Él me ha ayudado a decidirme y afrontar este reto”.

Carlos Cabezas podría debutar este próximo 14 de noviembre (justo la fecha de su cumpleaños) en la fase de grupos que mide a Guaros de Lara con Quilmes (Argentina), Aguada (Uruguay) y Cimarrones (Colombia). El ganador de este grupo, que se juega en la localidad venezolana de Barquisimeto, jugará la final contra el vencedor del otro grupo donde destaca la presencia del Flamengo brasileño. La gran final se jugará al mejor de cinco partidos.

Para Carlos Cabezas, que ya jugó lejos de España en el Khimki ruso (2009-2010) y el Orleáns Basket francés (2016), esta oportunidad “sirve para rodarme y volver a la competición después de un período de tiempo donde he hecho un gran trabajo físico”. Semanas de intenso trabajo en el Pabellón Carlos Cabezas de Marbella donde el base internacional se ha puesto en forma para esta nueva aventura. “He estado entrenando muy fuerte las últimas semanas con sesiones de tiro y técnica individual en el pabellón por las mañanas y por las tardes entrenando con los chicos del C.B. Marbella y con Francis Tomé, que fue entrenador mío en la selección júnior. Además, físicamente estoy muy bien, he estado haciendo crossfit y siento que estoy listo y preparado para volver a competir al máximo nivel”, concluye.

Fotos

Vídeos