El Alhaurín se impone al Unicaja y se corona en Primera Nacional

El Alhaurín se impone al Unicaja y se corona en Primera Nacional

El encuentro no se resolvió hasta el último cuarto, en el que las cajistas perdieron la concentración ante la presión del anfitrión

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El Club de Baloncesto Asisa Alhaurín de la Torre se hizo ayer con el título de Primera Nacional tras vencer al Unicaja en un partido trepidante e igualado hasta los últimos diez minutos. El equipo alhaurino, entrenado por Francis Trujillo, levantó la copa de campeón y luchará por el ascenso a la Liga Femenina 2 la próxima semana, al igual que su contrincante. El encuentro, que se celebró en el pabellón Blas Infante Alhaurín de la Torre, contó con un gran ambiente deportivo y festivo, porque el mero hecho de que los dos equipos finalistas fueran malagueños ya era una gran victoria para el deporte de la provincia.

42 Unicaja

Marta (5), Aitana, María (2), Camelia, Cuchi (7), Ana (4), Reme (6), Inés (2), María Melero, Marta García (16), Sandra y Lucia

55 Asisa Alhaurín

White (14), Alba (3), Diana (3), Liñán (10), Lucí (1), Noemí (4), Iborra (8), Marisa (5), Ana (7), Canaria y Monica

Parciales
14-15, 18-15, 9-15 y 1-10
árbitros
Milkana Borgues e Irene Castro
cancha
Pabellón Blas Infante de Alhaurín de la Torre. Lleno

El partido arrancó algo desordenado. Los nervios causaron varias pérdidas de balón no forzadas y tiros que no tocaron el aro. Los seis primeros puntos del Unicaja, que jugó como equipo local, fueron de la pívot Marta García, aunque las alhaurinas demostraron dominar el juego debajo del aro. Al final del primer cuarto, la base del Asisa, Jay White logró un triple para el 13-11 a dos minutos y medio del final, y el primer acto se cerró con una mínima renta (14-15).

Marta Ortega protagonizó un importantísimo robo con penetración tras un contragolpe contraataque, jugada con la que su equipo volvió a ponerse por delante en el marcador (19-18). Ortega volvió a robar y asistió a Ana Moyano para otra canasta fácil consecutiva a la mitad del cuarto, aunque la diferencia no duró mucho y el Alhaurín volvió a adelantarse. El final de la primera mitad llegó con 32-30.

A la vuelta del descanso el encuentro se desordenó de nuevo. Las alhaurinas perdieron varios balones por robos fáciles, pasos y fueras de banda. El Unicaja mantuvo su dominio en el marcador con María Hernández en la dirección y presionando mucho con una defensa a todo campo planteada por Lorena Aranda, entrenadora cajista. Pese a ello, el Alhaurín finalizó el tercer tiempo por delante (41-45).

Las ganadoras salieron al último cuarto con un planteamiento totalmente diferente en defensa, lo que le permitió aumentar su ventaja (41-50). El Unicaja disfrutó de numerosos ataques para haberse metido en el partido, pero solo anotó un punto en el ultimo cuarto: pasos, balones perdidos y tiros que no tocaron el aro. Las alhaurinas supieron aprovechar la falta de concentración para aumentar la ventaja a base de temple y posesiones largas. Aranda buscó un cambio defensivo ordenando a sus jugadoras una defensa zonal, lo que frenó la racha anotadora del Alhaurín, pero no consiguió reponerse en el marcador y el reloj seguía avanzando. White sentenció con un triple decisivo a un minuto del final, que dio a su equipo una holgada ventaja para ganar (42-55). Ambos equipos levantaron sus trofeos pensando ya en la fase de ascenso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos