Diario Sur

La nueva vida de Berni en los despachos

  • El malagueño se estrena este año como director deportivo del Real Betis, rival del Unicaja el domingo

  • «No tengo mono de competir, pero sí que me quedo con las ganas de corregir a algún jugador en los entrenamientos», asegura el excapitán

Se tira horas pegado al teléfono móvil y ya no ve el baloncesto con los mismos ojos. De hecho, ha tenido que aprender a no manifestar sus emociones en el pabellón cuando su equipo gana o pierde. Y reconoce que la vida como jugador de baloncesto es, en general, más sencilla que la de director deportivo. Berni Rodríguez, el eterno capitán del Unicaja, el único jugador que ha conseguido que su dorsal (el 5) se retire en el equipo malagueño, no competirá este año en la Liga Endesa, después de 17 temporadas consecutivas. El excapitán ha pasado ahora a los despachos para ser director deportivo del Real Betis Energía Plus, el club que toma el relevo del Baloncesto Sevilla, donde Berni jugó sus últimos partidos como profesional.

Ayer, Berni participó en su primer acto en Málaga como director deportivo del equipo sevillano. El Real Betis Energía Plus será el rival del Unicaja el próximo domingo en la Copa de Andalucía y él estará viendo a sus jugadores desde el palco. «Ha sido una transición muy rápida, casi no he tenido tiempo para pensarlo, pero estoy muy contento con esta nueva etapa», afirma. «En dos meses hemos fichado 11 jugadores con muchos otros frentes abiertos. Ahora tengo muchas más ganas de que empiece la temporada que cuando era jugador», bromea.

Futuro incierto

Sin tener ninguna experiencia como director deportivo, Berni ha tenido que lidiar con un club que tenía un futuro incierto, con un cambio de denominación complejo –el Betis es una entidad que no deja indiferente a nadie en Sevilla– y con uno de los presupuestos más bajos de la Liga Endesa para hacer el equipo: «He tenido que llamar a algunos amigos para contrastar opiniones. Yo el conocimiento del baloncesto lo tengo, pero ahora me hace falta afrontarlo desde otro ángulo», afirma. Para el Real Betis, Berni ha echado mano de algunos exjugadores del Unicaja, que él conoce bien. Tabak será el entrenador, y Alfonso Sánchez y Zoric, dos de los hombres importantes: «Alfonso tenía buenas opciones, pero quería quedarse y fue de los primeros jugadores que queríamos renovar. Zoric está muy bien físicamente y tiene ganas de volver a su mejor nivel. Para nosotros tiene que ser un jugador fundamental». Berni no se pierde ni un entrenamiento de su equipo, ya que quiere mantenerse en contacto directo con los jugadores y el cuerpo técnico. Aunque no echa de menos jugar de manera profesional: «No tengo mono de jugar, pero sí echo de menos la competición e incluso me quedo con ganas de corregir a algún jugador de la plantilla, algo que no hago porque no es mi labor». Sobre el Unicaja, el malagueño cree que tiene «mucho talento y muy físico; será de los que opten a ganar a a algún título»

El domingo, su equipo se medirá al Unicaja, algo que para él siempre es «raro y especial». Pero esta vez se quedará en la grada, en un segundo plano. Es lo que le toca ahora.