http://static.diariosur.es/www/menu/img/25-aniversario-juegos-olimpicos-barcelona-1992-desktop.jpg
Especial 25 aniversario

Mejor que los hombres

Zhang Shan, en una prueba.
Zhang Shan, en una prueba. / Afp

La china Zhang Shan se llevó el oro en la final de skeet, donde era la única mujer, aunque cimentó su triunfo en las rondas anteriores

MIGUEL OLMEDA

Allí estaba Zhang Shan, subida en lo más alto del podio. Rodeada de hombres, como de costumbre, pero esta vez había conseguido ganarles a todos. Para ello llevaba toda una vida preparándose. «Hay que entregar tu tiempo al servicio del país», afirmaba en 2008 la china, 16 años después de convertirse en la primera mujer en ganar el oro olímpico en skeet, una disciplina de tiro al plato que en 1992 todavía era mixta. Había sacrificado buena parte de su vida personal por alcanzar la gloria en los Juegos de Barcelona y terminó entrando en los anales del deporte.

Más información

En la final era la única mujer entre los seis participantes: dos italianos, un rumano, un estadounidense, el español José María Colorado y ella. No fue su mejor serie y logró 23 puntos, uno menos que tres de sus rivales, pero en las dos rondas anteriores ya había cimentado el oro, que iría acompañado del récord del mundo. En la primera fase, seis mujeres más acompañaban a Zhang Shan, aunque ninguna otra logró clasificarse entre los 25 mejores para semifinales. La china lo hizo con 150 puntos, pleno de aciertos y líder en solitario. Tampoco dejó un mísero plato sin romper en la siguiente ronda, en la que sumó 50 puntos más a su casillero y se convirtió en único tirador -tiradora en su caso- de siempre en completar una hoja de servicios perfecta hasta ese momento.

En 1992, Zhang Shan tenía 24 años y había dedicado siete a prepararse para la cita de Barcelona. Tras ellos, se centró por completo en sus estudios de economía, aunque regresó al skeet para clasificarse para Sídney 2000, donde no logró subirse al podio, ya en modalidad femenina. Falló en su empeño por estar en Atenas 2004 y tampoco pudo cumplir su sueño de retirarse en Pekín 2008. En cualquier caso, ya había hecho historia. Nunca antes una mujer había vencido a los hombres en los Juegos.

Fotos

Vídeos