http://static.diariosur.es/www/menu/img/25-aniversario-juegos-olimpicos-barcelona-1992-desktop.jpg

Freddie Mercury, un amigo para siempre de 'Barcelona'

Freddie Mercury y Montserrat Caballé, juntos en 1988. /R.C.
Freddie Mercury y Montserrat Caballé, juntos en 1988. / R.C.

Compuso un himno legendario con su admirada Montserrat Caballé, pero la enfermedad le impidió llegar a la cita olímpica

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Si hubo dos temas que marcaron los Juegos Olímpicos de 1992 fueron el 'Barcelona' y el 'Amigos para siempre'. El primero se convirtió en todo un himno de la cita olímpica. Freddie Mercury, amante de la ópera, salió enamorado de Montserrat Caballé tras ver una actuación suya en la Royal Opera House de Londres a principios de los 80 y decidió que tenía que cantar con ella. Por mediación de su mánager, Jim Beach, cerró un encuentro con la soprano española en el Hotel Ritz de Barcelona, donde le enseñó el tema. La interpretación convenció a Caballé y decidieron verse de nuevo en Londres para hacer una maqueta. Aquello fue la génesis del 'himno' de los Juegos.

'Barcelona' fue compuesto en 1988 por Freddie Mercury y el productor musical Mike Moran y alcanzó el número 8 en las listas británicas. El 8 de octubre de ese mismo año y, con motivo de la llegada de la Bandera Olímpica a la ciudad de Barcelona, se realizó un festival al aire libre en las Fuentes de Montjuic, donde el vocalista de Queen y Caballé la cantaron juntos. En 1990 el Comité Olímpico Español (COE) decidió que sería la canción de los Juegos de Barcelona'92.

«Freddie me comentó que estaba enfermo y que no llegaría a las Olimpiadas (falleció en noviembre de 1991). Por eso se tuvo que replantear todo y buscar otro himno, y así nació 'Amigos para siempre'», relata Caballé. La muerte del cantante de rock antes de la celebración de los Juegos impidió que pudiera escucharse la canción sobre el escenario del Estadio Olímpico de Montjuic y el tema elegido para sustituirlo fue 'Amigos para siempre', interpretado por otra dupla británico-catalana, formada por Sarah Brightman y Josep Carreras.

Los Manolos, un grupo catalán de rumba, fueron los encargados de cantar la versión más popular del 'Amigos para siempre' en la ceremonia de clausura, ante una audiencia televisiva de 3.000 millones de personas y miles de atletas desatados en Montjuic.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos