Diario Sur

La última cita en el Manzanares

Cristiano dispara a puerta en un derbi, en presencia de Godín y Griezmann. :: ignacio gol
Cristiano dispara a puerta en un derbi, en presencia de Godín y Griezmann. :: ignacio gol
  • El Atlético, más necesitado, y el Real Madrid, líder invicto pero sin enamorar, cierran hoy los derbis ligueros en el Calderón

Rivales directos desde que Diego Pablo Simeone devolvió a los rojiblancos el orgullo de poder mirar sin complejos a los vecinos ricos de la capital, como sucedió en tiempos del mítico Alfredo Di Stéfano, Atlético y Real afrontan hoy el que puede ser último derbi liguero de la historia en el Vicente Calderón. Tras medio de batallas de 'indios' y 'vikingos' en la ribera del Manzanares, llega un examen que puede marcar a los dos mejores equipos de Europa, a tenor del precedente en la última final de Champions pero con permiso de un Barcelona que, con Leo Messi por bandera, sigue marcando tendencia.

Casi medio año después de la final de San Siro, donde los blancos alzaron su undécima 'orejona' al vencer por penaltis, se retoma la pasión en un duelo de gran presión sobre todo para los locales, que si pierden se quedarían a nueve puntos del líder y dirían casi adiós a sus opciones de pelear por la Liga. No tiene margen de error el Atlético, que presume de cuatro victorias y dos empates en los últimos seis derbis ligueros, y no debe fallar el equipo de Zinedine Zidane, que desde que cayó ante el Wolfsburgo y suma ya 28 encuentros sin perder, a seis del récord obtenido bajo la dirección del holandés Leo Benhakker en el curso 88-89. Y 23 de Liga sin hincar la rodilla desde que Zidane perdió como técnico su único partido en este torneo, precisamente ante el Atlético (0-1), con gol del francés Griezmann, hoy titular tras superar el golpe en el pie izquierdo sufrido con su selección ante Suecia.

Mientras que el Cholo dispone de toda su artillería, Zidane sufre las ausencias del defensa Pepe, los centrocampistas Casemiro y Kroos y el delantero Morata, cuya lesión con España ha molestado al madridismo porque no se le practicaron pruebas médicas entre los partidos ante Macedonia, donde acabó tocado, e Inglaterra. Como coartada, desde la Federación exponen que es normal no hacer una resonancia si el jugador no alerta sobre su lesión.

La buena noticia para el Real Madrid es el regreso de Sergio Ramos, un mes largo después de dañarse el ligamento lateral interno de su rodilla izquierda durante el choque Albania-España. También ha sido convocado Karim Benzema, aparentemente recuperado de sus problemas musculares, aunque el técnico no reveló si será titular. Sí aseguró que, con Karim o sin él, el Real Madrid será fiel a su estilo.

Alabado este curso porque juega más abierto y con más toque que pelotazo, el Atlético cosecha, sin embargo, peores resultados en Liga. Ha recibido seis goles en contra en sus cuatro últimos partidos, algo noticiable en tiempos de Simeone, y ha sufrido dos derrotas en sus tres partidos de Liga más recientes (el 1-0 en Sevilla y el 2-0 en Donosti).

Simeone no alberga grandes dudas. La más significativa está en su ataque. Lo más lógico sería que actuase Kevin Gameiro, su fichaje estrella del verano, pero Fernando Torres es el habitual en la Champions y jugó de inicio los dos derbis ligueros del pasado ejercicio. El fuenlabreño es un experto en derbis y su técnico suele emplearle caído en banda derecha, para complicarle más la vida a Marcelo, mejor en ataque que en defensa.

Incógnitas por despejar

También existe alguna incertidumbre sobre la posición de Koke, esta campaña mediocentro y meses atrás más escorado a una banda, con libertad de movimientos. Como dijo el capitán Gabi en una declaración que no le sentó bien a su entrenador, con Koke en el medio su equipo gana en toque y distribución de juego, pero pierde en equilibrio defensivo. De todos modos, no parece que el veterano Tiago pueda ser titular o que Saúl pase al eje del centro del campo y se quede fuera el belga Yannick Carrasco, el jugador local más en forma porque percute y golea.

El Real Madrid inicia su particular Tourmalet en el Calderón, donde el Atlético suma 18 victorias y cuatro empates desde su última derrota, frente al Barça (1-2) en septiembre de 2015. Tras este choque, jugará en el feudo del Sporting de Portugal, recibirá al de Gijón, visitará el Camp Nou y recibirá al Borussia Dortmund en un duelo europeo que puede resultar clave para el liderato de grupo e incluso la clasificación. En medio, el trámite copero ante la Cultural Leonesa.

Pese a la vuelta de Ramos, líder natural y un símbolo ante los rojiblancos, las bajas dificultan los planes de Zidane. Sin Casemiro y sin Kroos, le falta un mediocentro puro. Improvisará con Kovacic, arropado por su compatriota Modric, que ya regresó en el 3-0 ante el Leganés y jugó con Croacia, pero todavía no está en forma. Se supone que Isco, autor de un gran gol con la selección en Wembley, será el tercer centrocampista. Y el resto depende de Benzema, autor de dos tantos en sus tres últimos derbis. Si sale de titular, jugará la 'BBC' al completo. Si le reserva, la incorporación de Lucas Vázquez, de James o incluso de Marco Asensio podría acercar más el sistema al 4-4-2 al ganar a un centrocampista.

La ocasión es idónea para que Cristiano Ronaldo recupere su mejor versión. Será su primer partido tras la renovación hasta 2021 y firmar un doblete con Portugal ante Letonia. Le ha hecho 15 goles al Atlético, a sólo dos del récord de Di Stéfano. Pero sólo ha superado a Oblak en uno de sus seis duelos.