Diario Sur

Tipos de pesca en agua dulce

Dos pescadores posan con una trucha arco iris. :: josé miguel morales
Dos pescadores posan con una trucha arco iris. :: josé miguel morales
  • Modalidades y mejores sitios de la provincia para practicar esta forma de captura

La pesca en agua dulce es una modalidad deportiva que puede practicarse en cualquier tipo de agua, exceptuando océanos y mares. Puede practicarse de diferentes maneras, ya sea en la orilla, desde una embarcación o un puente.

La versatilidad es la nota dominante en este arte de pesca, puesto que la diversidad de peces y las diferentes técnicas para capturarlos hacen de esta modalidad una práctica más compleja si cabe que la de agua salada. No obstante, en torno al 40 por ciento de todas las especies de peces de nuestro planeta son de agua dulce. Algunas de las técnicas de pesca más populares son las que se presentan a continuación. Pesca con señuelo

El objetivo en este tipo de pesca consiste en lanzar y recuperar el señuelo una y otra vez, con la esperanza de que con su movimiento, un depredador lo muerda y quede enganchado al anzuelo adherido a este. Para esta práctica utilizaremos cañas cortas, de aproximadamente metro y medio, puesto que necesitaremos manejabilidad, poca largura y ligereza para realizar lances a escasas distancias.

Pesca con cebo

En esta pesca se utilizan equipos de flotador o de fondo. La técnica consta en llevar el cebo en el río o pantano al fondo, lastrándolo con pesos atados al sedal. Gusanos, como los minúsculos asticot, lombrices rojas o lombrices canadienses, son los cebos más usuales para esta práctica.

Al Coup, boloñesa o inglesa

Estas modalidades pesqueras se refieren todas al mismo estilo, aunque cada una presenta particularidades diferentes. En síntesis, el sistema de pesca se basa en que el pescador situado en un determinado punto, debe atraer hacia sí los peces. Para ello utilizará engodos, los cuales pueden ser de diferentes preparados y que servirán de atrayente por su fuerte olor. En este tipo de pesca no se utiliza carrete, ya que el sedal se ata directamente al extremo de la caña.

Pesca a mosca o fly cast

En esta pesca, una de las más populares para la pesca de salmónidos o Black Bass, se utiliza un sinfín de diversas moscas que mediante su colocación en la superficie o hundiéndolas, harán de reclamo para los peces. El objetivo es atraer al pescado con un señuelo que imita, en esta modalidad, a ninfas, pupas o insectos ahogados o secos, de una manera delicada y natural. El lance, que se practicará con una caña muy ligera y flexible, hay que ejecutarlo en tres pasos: lanzado hacia atrás, pausa y lanzado hacia delante.

'Carpfishing'

Posiblemente la modalidad de pesca más conocida dentro del agua dulce. Está orientada a la captura de grandes carpas, si bien no es esta especie en exclusiva la que puede entrarse en este tipo de pesca. Las carpas, a diferencia de la mayoría de peces, se alimentan aspirando el alimento, sin llegar a morderlo. Es por ello que en esta técnica el anzuelo se sujeta al cebo mediante un pelo, así al quedar el anzuelo al descubierto, se favorece el enganche de este a la boca del pez más fácilmente.

Además, mediante esta técnica se favorece que el pescado no trague por completo el anzuelo, quedando este enganchado en el labio y favoreciendo su extracción por parte del pescador. Los cebos más utilizados son los 'boilies' y 'pellets', que tienen forma esférica y están compuestos por diferentes tipos de harina.

Devolución al agua

En la pesca de agua dulce existe una conciencia ambiental diferente a la pesca en mar, ya que los peces son devueltos al agua en el mismo estado. Las razones esgrimidas por sus practicantes son variadas, desde los que afirman que lo hacen por filosofía, hasta los que sostienen que la regeneración de los pescados en mares y océanos no es la misma a la que puede existir en ecosistemas más reducidos como pantanos o ríos. Además, en líneas generales, la carne del pescado de agua dulce es menos sabrosa que la del pescado de agua salada. Lo que es un hecho es que en esta práctica predomina la captura y suelta de los peces, a diferencia de la pesca en mar, donde según el tamaño o la modalidad son devueltos a su medio o no, si bien hay excepciones, como la pesca de salmón entre otras.

Donde practicarla en Málaga

Entre las diferentes zonas de pesca en agua dulce en nuestra provincia, es preciso destacar dos: el embalse de La Viñuela y el embalse del Chorro. El embalse de La Viñuela, con sus 170 hectómetros cúbicos de aguas provenientes del río Guaro, que cubre una superficie de 560 hectáreas, es el mayor de la provincia.

Carpas, barbos, 'black bass' y algunas anguilas, son las especies más comunes en este embalse. Es un escenario más propicio para pescadores aficionados a la técnica del 'coup' que para los del carpfishing, ya que las carpas no son demasiado abundantes. En cuanto al 'black bass', a pesar de no encontrarse en abundancia, los que hay son de tamaño considerable.

El embalse del conde del Guadalhorce, también conocido como 'El Chorro', cuenta con una capacidad de 84 hectómetros cúbicos y una superficie de 546 hectáreas. La carpa es sin duda la especie que centra la mayoría de las miradas en este lugar, ya que su población es muy elevada, tanto de ejemplares que rondan el kilo y son tentados por pescadores al 'coup', como de tamaños que llegan a superar los cinco kilos, atrayendo a practicantes del carpfishing. Los depredadores como el 'black bass' también son abundantes, y junto a las carpas, son los protagonistas de este embalse. En cuanto al Lucio, es una especie cuya presencia está decayendo en el pantano de 'El Chorro'.