Voces de la revolución pendiente

Activistas del movimiento Femen preparan una acción en su sede de París./AFP
Activistas del movimiento Femen preparan una acción en su sede de París. / AFP

La Fundación Málaga edita una ambiciosa aproximación al feminismo en el siglo XXI

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

No hace falta ser quiromante para leer algunas manos. Aquéllas hablaban de trabajo duro en el campo, de intemperie y sudor, de arrugas y grietas durante décadas. Eran de una mujer de una pedanía de Periana que un buen día le preguntó a la profesora de su taller de lectura si conocía a su hermana, que firmaba reportajes en suplementos dominicales de periódicos nacionales. Y años después, aquella hermana escribe: «Creo que el feminismo ha logrado penetrar en la conciencia de una mayoría de mujeres (...) y que ha representado un cambio fundamental en las tradicionales relaciones entre hombres y mujeres, hasta el punto de poder considerar que se ha producido una revolución silenciosa».

Eso escribe Juana Gallego Ayala en ‘Coordenadas.Pensar la sociedad en clave feminista’, el libro editado por la Fundación Málaga y coordinado por aquella profesora de su hermana, la escritora y gestora cultural Cristina Consuegra. Más allá de la curiosidad, la anécdota ilustra uno de los nudos más fuertes que unen este proyecto: la vinculación de sus autores desde lo personal hasta lo social, desde lo íntimo hasta lo político, en sus reflexiones sobre la gran revolución pendiente del siglo XXI, la feminista.

El Museo Carmen Thyssen acoge hoy la presentación del volumen que reúne una veintena de ensayos sobre la lucha por la igualdad entre sexos

El Museo Carmen Thyssen acoge hoy (20.00 horas, entrada gratuita) la presentación de esta ambiciosa aproximación al feminismo occidental contemporáneo desde perspectivas diversas, de la música, al cine, pasando por las series de televisión y por aspectos tan actuales como los vientres de alquiler o la necesaria reivindicación de pensadoras silenciadas por la estructura de poder patriarcal.

«El feminismo es el único ‘ismo’ capaz de superar la deriva neocapitalista actual, por eso hay un movimiento de desprestigio tan fuerte por parte de la estructura de poder político y económico», avanza Consuegra antes de regresar sobre un asunto crucial del proyecto: «En el libro se da además una circunstancia muy concreta, en todos los casos, la vinculación con los autores ha evolucionado de lo político a lo personal, porque con todos ellos la relación ha ido de lo profesional a lo personal y justo esa intersección entre ambos ámbitos es una de las características esenciales del feminismo hoy».

Vigor y esperanza

Una espina dorsal de la que emanan una veintena de textos firmados por dieciséis autoras y tres autores. Entre ellas figuran nombres esenciales en la reflexión sobre el feminismo como Laura Freixas, Remedios Zafra, María Luisa Balaguer y Juana Gallego Ayala, a las que se unen nuevas –o no tan nuevas– voces como las de Berta Ares, ConcepciónCascajosa, Susana García Bujalance, Herminia Luque e Isabel Guerrero.

Coordenadas...

Coordinadora.
Cristina Consuegra.
Edita.
Fundación Málaga.
Nº páginas.
212
Precio.
15 euros.
Presentación en Málaga.
Hoy a partir de las 20.00 horas en el Museo Carmen Thyssen, entrada libre.

Esta última, por ejemplo, firma el texto titulado ‘El feminismo es divertido’, que pulsa una de las teclas esenciales de la iniciativa. «En todos los textos hay esperanza. No hay ninguna sensación de derrota, porque somos conscientes de que el feminismo es un fenómeno imparable y de que vamos a seguir plantando cara», acota Consuegra sobre el tono general de un libro que se desmarca de la reclamación amarga para adentrarse en el terreno de la búsqueda de soluciones y, sobre todo, de compromisos.

«Los textos detectan brechas, terrenos donde la mujer sigue ocupando una posición solitaria, incómoda o precaria», añade Consuegra, que en la introducción desgrana algunos de los asuntos a los que se aproximan esos ensayos. Y así, por las páginas de ‘Coordenadas’ desfilan la maternidad y sus costes diversos y perversos, el urbanismo como espejo de la falocracia reinante, la ocultación de mujeres eminentes en la filosofía y la ciencia, «la necesidad de revisar la ética del cuidado y sus funciones» y un ‘Diccionario feminista para machistas con poco tiempo’ delicioso y mordaz.

Va una entrada: «Conciliación: terminar la jornada laboral a las 17h. Va por vosotros también». Quizá buena parte de ese esfuerzo también esté en nuestras manos.

Fotos

Vídeos