VIVIR EL CUENTO

SANDRA PEDRAJA

Practico yoga Iyengar desde mucho antes de que apareciera en la revista 'Hola' como el método que utiliza Doña Letizia para mantener el vientre plano. Después de una pausa demasiado larga, una charla con Andrés Rábago alias 'El Roto', me volvió a encauzar en la senda de las asanas. Andrés me contó que el secreto de su inagotable creatividad y de su excelente estado físico era la práctica diaria para mantener viva la consciencia, porque si de algo va esto es de Ser y Estar, de controlar la mente para que ella no nos controle a nosotros, de buscar la manera de desconectarnos de la vida para estar en ella. Algo parecido a lo que ocurre con la música, sobretodo cuando es en directo.

Y ésta es la razón de que los componentes de Briatore, descendientes de La Leshe que Mamate o los miembros de Pantano, actualización de El Alma, abandonen su zona de confort el próximo fin de semana, se pierdan un capítulo de su serie favorita de Netflix, echen mano de los abuelos para cuidar de la prole y se encaminen hacia Granada para tocar el sábado 20 de enero. Las dos bandas son conscientes de que lo que van a ganar en ese concierto es seguir viviendo un sueño sin aires de grandeza. Algo que también saben sus seguidores, que viajarán en peregrinación desde Marbella para disfrutar de la fiesta que les ha preparado Celia Rodríguez en su debut como mánager musical. Celia ha logrado contagiar su ilusión en el Planta Baja, toda una institución de la música en directo y ha conseguido que les cedan la sala a dos bandas que no son rompelistas. Pero esto no es la locura nostálgica de una pandilla de inconformistas enganchados a 'Stranger Things', Briatore y Pantano suenan muy bien, cada uno a su estilo, ska, garaje, rock. Juntos y también revueltos conseguirán hacernos bailar y volver a creer en la magia, aunque solo sea mientras dure el concierto y yo quiero vivir ese cuento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos