LA VIDA ES PARA VIVIRLA

ÓSCAR ROMERO CRÍTICA DE TEATRO

La obra elegida por Azahara RoVera para su proyecto fin de carrera en la especialidad de Dirección de escena y Dramaturgia en la ESAD Málaga es 'The Rocky Horror Show', el musical que con libreto de Jim Sharman y música de Richard O`Brien, fue estrenada en Londres en junio de 1973 con gran éxito y en Madrid fue un suceso milagroso en la discoteca Congreso en los coletazos de la dictadura (septiembre de 1.974). El milagro es que pasaran la censura pacata de aquellos tiempos, una trama protagonizada por una fauna de personajes transgresores que, con apariencia de 'monstruos', liberados por el espíritu del mayo del 68, viven sus vidas con el sano propósito de disfrutarla, rompiendo barreras y tabúes en sus relaciones. Lo que en estos días algún monseñor ha calificado como: «mundo pecador de hombres nocturno», aunque esta historia es de hombres y mujeres que buscan experiencias experimentando y de una inocente pareja hetero, que cae en sus garras cuando buscaban un teléfono porque se les había roto al viejo cacharro en su primera cita. La historia sigue teniendo actualidad salvo en lo de buscar un teléfono, porque ahora todos/as llevamos nuestros móviles. La puesta en escena es un derroche de vitalidad, buena música y buenas canciones, muy bien interpretadas por un elenco de intérpretes con excelentes voces, tanto los solistas como unos bien conjuntados coros y excelentes coreografías que deleitan durante más de hora y media, en un espacio escénico total que derrocha luz y color. Magnífico broche para este ciclo de óperas primas,y continuará tras la Semana Santa con la programación de tres grandes Shakespeare (Lear, Macbeth y Hamlet), en la celebración del setenta aniversario de lla creación de los estudios oficiales de teatro en Málaga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos