Los versos más tristes de Vicente Aleixandre, casi 90 años después

Sanz, durante su lectura en Málaga, donde presentó una nueva edición de la ‘Poesía completa’ de Aleixandre./SUR
Sanz, durante su lectura en Málaga, donde presentó una nueva edición de la ‘Poesía completa’ de Aleixandre. / SUR

Una nueva edición de la obra completa del premio Nobel descubre siete poemas inéditos escritos en plena crisis personal

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

«El hombre enciende a veces su corazón, y duda. / ¿Qué mirar? ¿Hacia dónde? ¿Hacia qué luna estéril? / ¿Hacia qué boca oscura, qué barranco, qué mares?». La poesía de Vicente Aleixandre, una de las obras más luminosas de la literatura española del siglo pasado, se oscureció de repente. La muerte de su madre en 1934 y el desasosiego ante un clima político cada vez más hostil que desembocaría en la Guerra Civil tiñeron de negro sus versos, un luto que se prolongó varios años. La desolación sobrevuela los textos escritos durante aquella etapa, muchos de ellos publicados en ‘Mundo a solas’, su libro más pesimista, producto de una profunda crisis personal. Lumen lanza ahora una edición de su ‘Poesía completa’ con siete poemas inéditos que reflejan una herida profunda que probablemente nunca terminó de cicatrizar.

Un debate y un recital poético cierran el congreso

Hoy se clausura en el centro cultural provincial María Victoria Atencia (Calle Ollerías, 34) el congreso ‘La poesía de Vicente Aleixandre cuarenta años después del Nobel’, organizado por la Asociación Colegial de Escritores de España (ACE) y la Asociación Andaluza de Escritores y Críticos Literarios (AAEC), con el apoyo de distintas instituciones públicas, entre ellas la Diputación de Málaga. A las 19 horas se celebrará el debate ‘Una visión de Vicente Aleixandre’, que estará coordinado por Manuel Gahete y en el que intervendrán los escritores Antonio Hernández (Premio Nacional de Literatura) y Antonio Colinas (Premio Nacional de Literatura). A partir de las 20 horas tendrá lugar una lectura de poemas coordinada por José Sarria y protagonizada por María Victoria Atencia (Premio Nacional de la Crítica), Ángeles Mora (Premio Nacional de Literatura) y José Antonio Mesa Toré (director del 27 de la Diputación).

La edición corre a cargo de Alejandro Sanz, discípulo de José Luis Cano, uno de los mayores estudiosos de la Generación del 27, íntimo amigo de Aleixandre y de quien Sanz heredó fondos documentales entre los que se encontraban estos poemas inéditos que ahora, casi noventa años después, son publicados por primera vez. Sanz ha presentado el libro en el congreso que estos días se celebra en Málaga para reivindicar el legado del premio Nobel. «Su poesía era una aspiración continua a la luz que contrasta con el tono de esta época, entre 1934 y 1936, años marcados por la muerte de su madre, a quien estaba muy unido», explica Sanz. Aquella pérdida resultó devastadora para el poeta andaluz, que en el poema inédito ‘Mentira del hombre’ escribió: «Todo es mentira. / La verdad rueda como un sol apagado, / bestial tambor donde unas manos de niño / quieren delicadamente imitar a tus brisas».

Un manuscrito del Nobel con parte de un poema inédito
Un manuscrito del Nobel con parte de un poema inédito / SUR

El congreso que se clausura hoy ha puesto en valor una de las obras más poderosas de la poesía española. Autores como Luis Cernuda reconocieron la influencia de Aleixandre en sus poemas. Tras la lectura del arrebatador ‘La destrucción o el amor’, Miguel Hernández le confesó en una carta escrita en 1941: «Leyendo tu libro me siento un primitivo, Vicente, tan aplicada está tu sensibilidad poética y tan trabajado tu sentimiento de lo universal. He dicho a un amigo que tu libro es para una juventud venidera más que para la presente, sobre la que pesan y a la que enturbian un tradicionalismo lírico trasnochado y una existencia social totalmente fuera de los cauces naturales en que tú discurres».

Poesía completa

Autor.
Vicente Aleixandre.
Edita.
Lumen. 1.536 páginas
Precio.
49,90 euros.

Sanz recuerda que Aleixandre «fue, en esencia, el gran poeta del amor, no del amor ensoñado, sino del intensamente vivido, gozado y padecido». El poeta sevillano, afincado en Málaga durante su infancia, puso toda su experiencia vital al servicio de su obra, un ejercicio de honestidad que lo llevó a sentenciar que «a lo único a que no se puede obligar a la poesía es a mentir». Aquella concepción de la poesía como un ejercicio constante de sinceridad, casi como una prolongación de sí mismo, resulta especialmente evidente en su etapa más oscura, a la que pertenecen estos poemas inéditos, que Aleixandre agrupó en una carpeta bajo la inscripción de ‘Violento destino’, uno de los títulos en los que el Nobel pensó inicialmente, junto con el de ‘Destino del hombre’, para el poemario ‘Mundo a solas’.

Temas

Libro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos