Vergüenza: retrato del patetismo español

Cavestany, junto a los protagonistas de ‘Vergüenza’, en su presentación en San Sebastián. /Efe
Cavestany, junto a los protagonistas de ‘Vergüenza’, en su presentación en San Sebastián. / Efe
Sur en serie

La comedia de Movistar +, creada por Juan Cavestany y Álvaro Fernández Armero, se ríe de las miserias del país

MIGUEL ÁNGEL OESTE

  • 1

La comedia (o la buena comedia) no debe tener límites ni fronteras, debe emerger de lo local para volverse universal, porque de un modo u otro el humor es una forma de tomar la temperatura al país y al momento que representa. La tradición serial española generalista ha estado sujeta por lo políticamente correcto y por otras ataduras estructurales que convertían la comedia en algo tan neutro como inocuo y repetitivo en sus fórmulas. Las televisiones generalistas suelen tener cuidado en los modos de representación, por lo que han tratado de crear un no lugar, potenciando productos derivativos que si funcionaban se les daba de comer después de medianoche como a los Gremlins.

  • 2

De otra manera no se entendería que ‘Vergüenza’, creada hace nuevo años por Juan Cavestany y Álvaro Fernández Armero, haya visto la luz en estos momentos, con la irrupción de las producciones propias de Movistar +. Y no por ser la pólvora o la gran serie transgresora (tampoco creo que lo pretenda), pues los referentes en los que se mira son más que visibles, y no solo los seriales (Ricky Gervais, Larry David y demás), sino sobre todo (conscientes o no) los Mihura, Gómez de la Serna, Tono, Neville, que radiografiaban la sociedad con un humor absurdo, que de lo local tornaba a lo universal.

  • 3

‘Vergüenza’ es uno de esos espejos de los parques de atracciones que deforman al que se refleja en ellos para extraer lo que tiene dentro; o el cuento de Andersen ‘El rey desnudo’; u otros muchos ejemplos que se podrían poner si el espacio lo permitiese, en el que se radiografía el patetismo y la mezquindad de la naturaleza humana. Y, sí, uno se ríe con las situaciones que se plantean en la serie, porque quién no ha tenido comidas complicadas con los padres de la pareja, quién no ha metido la pata cuándo no debía, quién no conoce a un bocazas o alguien que sabe de todo, porque en este país casi toda la población tiene una opinión de casi cualquier tema.

  • 4

«No me quiero levantar cada mañana pensando en qué momento del día vamos a hacer el ridículo, ¿entiendes?», le confiesa Nuria (Malena Alterio) a Jesús (Javier Gutiérrez) en el episodio cinco, uno de los más inspirados, que transcurre entre una clase de inglés y un velatorio. Lo que ocurre es que se lo dice mientras Jesús duerme, metáfora evidente de lo que somos como individuos y como país. Jesús es un fotógrafo de bodas con ínfulas artísticas y Nuria una administrativa que pierde el trabajo y busca uno desesperadamente al tiempo que quiere ser madre. Y ambos retratan con sus comportamientos y sus constantes meteduras de pata esta España patética, cainita, machista, xenófoba, miserable, que cada uno reconocerá en alguna de las situaciones planteadas por los creadores, Juan Cavestany y Álvaro Fernández Armero.

  • 5

«Este es un país que a quien tiene talento se le arranca la cabeza de cuajo», le suelta un payaso a Jesús en una boda, donde su caída ya se vuelve irreversible. En la serie laten por encima de muchas otras cosas la insatisfacción, las frustraciones, el fracaso de los personajes (por extensión de España), no por las limitaciones que ellos tienen o desconocen tener, sino por las injusticias ajenas al talento o capacidades que creen poseer, como si el mundo se hubiese confabulado contra ellos. Lo argumental en ‘Vergüenza’ es la mezquindad y el patetismo de situaciones cotidianas y costumbristas llevadas al límite, algunas incluso al absurdo, para socavar la estupidez humana.

  • 6

El humor y las situaciones de ‘Vergüenza’ se van oscureciendo a medida que avanza. Los personajes van descendiendo a esos lugares cotidianos en los que parece existir el sálvese quién pueda. Es decir, en el juego que plantea con el género de la comedia y sus variantes, como la romántica en el episodio ocho, se acciona el reverso tenebroso para desprenderse de las máscaras y desnudar a los personajes. Unos personajes muy bien compuestos por el conjunto del reparto, desde Javier Gutiérrez y Malena Alterio hasta los vecinos

  • 7

Si bien es una serie que trata de ser naturalista por exceso, se perciben debilidades narrativas y situaciones que se prolongan (como la del canalillo u otras) que resultan menos perfiladas u orgánicas con los modos de representación de la miseria, lo ridículo y la vergüenza ajena que retrata, y más cercano a imitaciones y repeticiones menos sutiles, al igual que la propia estructura de los episodios. La provocación de las situaciones que muestra ‘Vergüenza’ generan una sonrisa reconocible, que es por encima de cualquier consideración el objetivo de la comedia, pero si además hace un dibujo de lo impresentable de la naturaleza humana como símbolo de un país, la cosa tiene más gracia y resulta más patética.

Sean Bean, protagonista de ‘Broken'. / SUR

Los estrenos que vienen

Netflix. El 15 de diciembre se estrena la segunda temporada de ‘El Chapo’. La serie narra el ascenso y caída del famoso narcotraficante Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán. Esta segunda temporada deja al descubierto el importante papel que jugó la corrupción y los funcionarios gubernamentales a cargo de la administración de justicia en México. A la vez, se retratará la lucha del capo por convertirse en el líder del Cártel de Sinaloa, una de las organizaciones criminales más poderosas del mundo.

Movistar Series. El 18 de diciembre se presenta ‘Broken’, una miniserie británica de seis episodios creada y escrita por Jimmy McGovern, que se centra en la figura de un sacerdote católico, Michael Kerrigan, al que da vida Sean Bean. Se trata de un drama que pivota sobre este personaje y los fantasmas que le asolan, al tiempo que ayuda y orienta a sus escasos feligreses en el día a día. Cada episodio retrata un tema de interés social como la homofobia, el racismo o las adicciones.

HBO. El 19 de diciembre se estrena ‘Gunpowder’, la miniserie histórica de tres episodios que narra el intento de asesinato del rey Jacobo I, perpetrado por Guy Fawkes y otros católicos. La serie está protagonizada y producida por Kit Karington (conocido por dar vida a Jon Snow en ‘Juego de tronos’). A este lo acompañan Peter Mullan, Liv Tyler, Tom Cullen o el actor español Pedro Casablanc, entre otros. Está escrita por Ronan Bennett. La recepción de la teleserie ha resaltado la violencia de la época.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos