EL VENENO DEL DINERO

ÓSCAR ROMERO

En el Teatro Alameda, con lleno absoluto como casi siempre, Llum Barrera ha ofrecido un interesante monólogo en el que una mujer que ha vivido una etapa sencilla, pero feliz, es agraciada con un premio en el sorteo del Euromillón. En contacto permanente con el público, el personaje de Martina va contando las vicisitudes que esa gran cantidad de dinero, que ha ocultado por miedo a perder la pequeña felicidad que disfruta en su sencilla vida familiar. Pero no puede evitar que alguien descubra, por casualidad, el talón millonario y ahí empiezan los problemas. El tema es interesante y no carece de gotas de ácido humor, que Llum Barrera administra muy bien, aunque la puesta en escena, dirigida por Quino Falero, no favorece mucho, ni la dramaturgia, sin más acción dramática que los múltiples desplazamientos del personaje por un espacio escénico que tampoco aporta mucho a la historia y una iluminación, excelente en la creación de ambientes lumínicos, pero que con sus excesivos cambios hace desconcentrar la atención sobre la historia y de una interpretación rica en matices.

Fotos

Vídeos