El vampiro Ralph Nadal

Antonio A. Gómez Yebra, con el ejemplar de su último libro infantil, 'Vampiros poéticos'. /Álvaro Cabrera
Antonio A. Gómez Yebra, con el ejemplar de su último libro infantil, 'Vampiros poéticos'. / Álvaro Cabrera

El tenista muerde algo más que copas en el nuevo libro infantil de Gómez Yebra que lo convierte en uno de sus 'Vampiros poéticos'. El volumen, que se presenta este lunes en Ámbito Cultural, también crea divertidas versiones de Lina Morgan, Marilyn Monroe, Juan Ramón Jiménez y Pablo Picasso

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Siempre ha tenido debilidad por los vampiros. De hecho, su primer poema de juventud fue precisamente sobre los chupasangre. No obstante, el exceso de hemoglobina no es un tema muy infantil. Aunque después de más de ochenta libros para niños, Antonio A. Gómez Yebra no es de los que duda a la hora de hincarle el diente a un personaje... por muy muerto viviente que sea. Eso ha hecho con su volumen 84, 'Vampiros poéticos', en el que lleva estos personajes del terror al terreno infantil y contemporáneo creando un particular bestiario de personajes famosos y populares, entre los que no falta la versión colmillera del diez veces campeón de Roland Garros: «El Vampiro Ralph Nadal / es tenista, / y atizando raquetazos, / un artista».

«Le tenía que dedicar un poema, porque además Nadal muerde todas las copas que gana», reconoce con humor el escritor y profesor de la Universidad de Málaga, que le dedica su particular homenaje a este deportista que ha hecho de la mano izquierda un estilo de juego y de vida. No es el único personaje reconocible que los jóvenes lectores -y los adultos- podrán encontrar en el libro, que también vampiriza a Marilyn Monroe (Mar Ilyn), Lina Morgan (Miss Linda Morgan Sonrisas), Juan Ramón Jiménez (Barón John Ramon Van Pier), Beethoven (Van Beet Hoven) y hasta al imparable motociclista Marc Márquez (Al-Mar Márquez).

Y entre ellos, también aparece un nombre familiar, al que Gómez Yebra confiesa «cariño»: Paulo Nicaso Vampiro. «Por su paleta indiscreta, / y su atrevido pincel, / Paulo fue una gran trompeta, / y siempre sonó estridente / sabiéndose independiente / sobre el lienzo y el papel». Unos versos que dibujan al inmortal Pablo Picasso... que probablemente nunca hasta ahora había tenido una versión vampírica para todos los públicos.

El poemario incluye los primeros versos que el autor escribió a los 17 años

El estilo de estas piezas juegan con los jóvenes lectores y buscan la sonrisa, aunque Antonio A. Gómez Yebra confiesa que los adultos también se divertirán con este libro que, en muchas de sus páginas, suena a Gloria Fuertes. Una referencia que el autor toma como un piropo. «Ella decía: 'Más que cantar, cuento cosas'. Y yo asumo como propias esas ganas de contar y de hacerlo con humor», admite el autor, que comenzó escribiendo poesías para sus alumnos, después para sus seis hijos y, ochenta y tantos libros después, lo sigue haciendo para sus nietos y sus miles de lectores que va renovando a cada verso.

Caricatura de Rafa Nadal, que tiene debilidad por morder todas sus copas.
Caricatura de Rafa Nadal, que tiene debilidad por morder todas sus copas. / Ilustración: Anita Kra

Premio en televisión

'Vampiros poéticos', que se presenta este lunes día 23 en Ámbito Cultural de El Corte Inglés (19,30 horas), incluye además un extenso poema inédito que fue el primero que escribió el autor con apenas 17 años. Años antes, siendo un niño, había visto en un cineclub una película muda que le dejó huella, 'M, el vampiro de Dusseldorf' (1931), un clásico del terror expresionista. Y cuando su hermano estuvo un tiempo enfermo en la cama, Gómez Yebra comenzó a leerle libros hasta que un día decidió ponerse a escribir.

«Con el recuerdo de aquella película, lo primero que me salió fue 'El vampiro', un largo poema que puede ser representado teatralmente y con el que incluso participe en 1977 en un programa de TVE con el que gané 100.000 pesetas de las de entonces», recuerda el profesor de la UMA, que el año pasado recuperó estos versos con premio y se puso a completarlos con toda una familia vampírica en la que no faltan algunos personajes muy populares. Como ese Ralph Nadal que no oculta su vampirismo cada vez que gana una nueva copa.

Fotos

Vídeos