«Siempre me manejan las mujeres»

«Siempre me manejan las mujeres»

Juanjo Cucalón es Pepe, «un españolito medio» que se ve en la tesitura de regentar un negocio que no le gusta en 'La Pelu', la serie de TVE que ahora se emite en La2

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Su vida parecía que ya estaba resuelta después de prejubilarse y, sin embargo, dio un vuelco tremendo. Pepe, el personaje que interpreta Juanjo Cucalón (Madrid, 1962) en 'La Pelu', la serie de TVE que emite La 2 a falta de confirmar el nuevo horario tras la interrupción del verano, tendrá que regentar la peluquería que acaba de abrir su mujer, interpretada por Chiqui Fernández. «Él solo quería un barquito y un piso en la playa».

- Usted y Chiqui ya parecen un matrimonio de verdad.

- Es que después de estar tanto tiempo trabajando juntos terminas creando un vínculo. Nos conocíamos desde hace años y nos han venido muy bien estos guiones para afianzar más si cabe nuestra relación.

«Hacía falta una serie de humor blanco, que refleje el barrio y a la gente de la calle»

- La cadena no para de cambiar de hora 'La Pelu'.

- Ya, pero honestamente creo que era algo que le hacía falta a la tele, algo para todos los públicos. Una serie de humor blanco, donde puedas ver reflejado tu barrio, a tu hermana, a tu cuñado, a ti mismo... La paradoja es que en esta peluquería ocurre de todo menos cortarse el pelo (risas).

- Con lo tranquilo que estaba su personaje, prejubilado ya.

- ¡Exactamente! Pepe trabajaba en un banco y le venía la prejubilación en la flor de la vida. Él solo quería un barquito y un pisito en la playa. Como es tan confiado, cuando se quiso dar cuenta su mujer había sacado el dinero y había montado una peluquería. Aunque ahora ha visto oportunidad de negocio.

- Y una faena...

- Sí, pero la cosa ya está hecha y hay que entregarse. Una vez que te has caído al mar, hay que nadar.

- ¿Con Chiqui Fernández había compartido plató antes?

- Hemos hecho mucho teatro juntos y llevábamos ya varios intentos de matrimonio en varias series, pero no nos habían cogido en el casting.

- ¿Tiene tanto carácter como en la serie?

- ¡Más! Es un torbellino.

- ¿Y Pepe?

- Pepe es entrañable, muy casero, pero lleva toda la vida trabajando con dinero y ve negocio en cualquier cosa. Al final es un buenazo.

Peluquero y confesor

- Han comparado 'La Pelu' con 'Camera Café'.

- La principal diferencia es el lugar, una peluquería es un lugar de encuentro, de más confesiones que un bar, por ejemplo, o que un gimnasio. Además, los peluqueros son nuestros confesores, cuentas cosas que en otros sitios no contarías.

- ¿Y qué le dice ahora su peluquero?

- (Risas) Ya me dijo el otro día que hacía mucho tiempo que no venía. Es que ahora me lo corto en la mía.

- En las series siempre está manejado por mujeres.

- ¡Y en la vida también! No sé, a lo mejor tengo esa imagen del típico españolito medio, el hombre que cree tener la última palabra, pero en realidad la tiene su mujer.

- Esos tópicos también se ven en 'La Pelu'.

- Yo más que tópicos lo llamaría costumbrismo. Cada personaje está bien definido, con sus características, pero no son topicazos. En el caso de Pepe hasta tiene su propia evolución, el cambio se nota.

- ¿Los guionistas admiten sugerencias?

- Se admitían muchas sugerencias, los directores también estaban muy abiertos a cambios. Cada uno de los actores le hemos dado nuestro puntito al personaje.

- ¿Sigue haciendo teatro mientras tanto?

- Sí, ahora mismo estamos representado 'Donde el bosque se espesa', no tiene nada que ver con esto, es un proyecto de la Unión Europea sobre las guerras continentales.

- ¿Se ha podido escapar este verano?

- Sí, me he cogido algún día libre porque hasta septiembre no regresa la obra. Hacía mucho tiempo que no me cogía vacaciones.

Fotos

Vídeos