Estas son las series que todo el mundo debería estar viendo

Estas son las series que todo el mundo debería estar viendo
Sur en serie

Preguntamos a algunos especialistas sobre esos títulos que deberían sonarnos

MIGUEL ÁNGEL OESTE

La producción de ficción serial crece, no se estanca. Parece como un Gremlin que se moja de agua y se le da de comer después de medianoche. Algunos hablan de burbuja. Otros en cambio afirman que el techo aún está lejos de producirse. Sea de un modo u otro, lo que es incuestionable es que la visión resulta inasumible para cualquier espectador medio u profesional. Esto en realidad no tendría que ser un problema. Quizá el problema esté en la tiranía de la actualidad a la hora de hablar de series e incluso en el dominio de determinados títulos, no porque no sean relevantes, sino sobre todo porque sepultan a otras que también tienen interés y se quedan en el olvido. Porque las series no pasan de moda. A nadie hay que descubrirle series como 'Mad Men', 'Breaking Bad', 'The Sopranos', 'Juego de Tronos' o sitcoms como 'Friends' o 'Cómo conocí a vuestra madre', pero si se citan series o miniseries como 'Southcliffe', 'Doctor Foster', 'Olive Kitteridge', 'Seven Secons' o 'Fleabag' tal vez la cosa cambie, pues son producciones seriadas que pese a tener buenas críticas e incluso hayan ganado premios, las audiencias han sido minoritarias y se ha hablado de ellas poco o no lo suficiente como para hacerse visible para todo tipo de públicos. Aunque tal vez esto sea otro artificio más. Lo que seguro que no se considera así, es el número inasumible de seriales, por eso hemos querido atracar a mano armada a algunos seriéfilos para que nos contasen cuáles son aquellas teleseries a las que habría que acercarse porque están más escondidas a pesar de su indudable interés.

Para todos los públicos

Llama la atención que ninguno de los participantes coincida, lo que reincide en la enorme producción serial. Hay series para todo tipo de público y para cada estado de ánimo. Las series están en nuestras vidas desde aspectos superficiales a otros más profundos. No ya porque sean una moda, sino porque se configuran como parte de nuestra vida, de los hábitos y reflexiones, de lo social y lo íntimo.

No resulta sencillo elegir un título cuando la oferta es tan amplia. Enric Albero, crítico de En Plan Serie duda entre 'Legion' y 'Atlanta', pero finalmente se decanta por esta última, la serie de Donald Glover, una de las comedias más irónicas y menos complacientes que pueden verse en la actualidad. Por su parte, Concepción Cascajosa, autora de 'La cultura de las series' entre otras publicaciones de referencia, y profesora de la Universidad Carlos III apuesta por la serie noruega 'Occuppied', cuya segunda temporada acaba de estrenar la plataforma Movistar. Iván Gelibter, colaborador de SUR es incapaz de elegir una y elige dos propuestas muy diferentes, pero ambas estimulantes, 'Happy Valley', un policial de una gran humanidad con uno de los personajes más potentes vistos en televisión, Catherine Cawood; y 'Shameless', una propuesta desvergonzada y fresca. Mientras que Lorenzo Mejino, especialista en las series de todo el orbe que escribe en Series Gourmets apoya la serie belga '#TeamChocolate', una propuesta emocionante que visibiliza un colectivo no demasiado representado. Por último, la redactora jefe de Fuera de Series, Marina Such, se inclina por 'American Crime Story: The assassination of Gianni Versace', la serie antológica creada por Ryan Murphy que no ha tenido tanta repercusión como la primera.

Enric Albero La serie: 'Atlanta'

¿Por qué verla? Porque con solo dos temporadas Donald Glover se ha convertido en uno de los grandes autores televisivos de nuestro tiempo. También porque la segunda entrega de la serie de FX profundiza en las pesadillas provocadas tras el despertar del sueño americano y lo hace empleando una fotografía con mucho grano -parece que esté rodada en celuloide- que capta el entorno suburbial como si fuera una selva para retratar a una generación sin referentes y sin expectativas. Su episodio sexto, 'Teddy Perkins' figurará entre las grandes creaciones de 2018. 

Concepción Cascajosa La serie: 'Occuppied'

¿Por qué verla? Creada por el novelista Jo Nesbø, es un ejemplo de una moda en la ficción televisiva actual: la distopía. Tras un desastre natural provocado por el cambio climático, Noruega renuncia al petróleo y es invadida por Rusia ante la pasividad de la Unión Europea y de un Estados Unidos que ha regresado al aislacionismo. La segunda temporada muestra al depuesto primer ministro como líder de la resistencia contra la ocupación rusa, y a algunos de sus colaboradores debatiéndose entre negociar con los rusos para evitar muertes inocentes o unirse a él en la huida. Sugerente como pocas.

Iván Gelibter Las series: 'Happy valley' y 'Shameless'

¿Por qué verlas? 'Happy valley' es, sin duda, una de esas pequeñas joyas que no suelen formar parte de las tertulias sobre series, y que sin embargo circula en torno a un guion brillante. La aparente imagen de costumbrismo británico de la campiña inglesa da paso a una trama sencilla a la vez que asfixiante a través de la interpretación de Sarah Lancashire en un thriller que deja sin aliento al espectador. Por otra parte, y aunque algo más 'comercial', la americana 'Shameless' es quizá la comedia más atrevida y lenguaraz. Una combinación de personajes gamberros, egoístas y escatológicos que son capaces de enamorar al espectador.

Lorenzo Mejino La serie: '#TeamChocolate'

¿Por qué verla? Porque la serie belga '#TeamChocolate' es la ganadora del Prix Europa 2017 a la mejor serie europea y además porque narra una preciosa y maravillosa historia de un grupo de personas con Síndrome de Down en un viaje por Europa. Es una serie original y diferente que visibiliza como nunca un colectivo marginado en los productos audiovisuales y los hace mucho más cercanos a todos, en la onda de 'Campeones'.

Marina Such La serie: 'American Crime Story: The assassination of Gianni Versace'

¿Por qué verla? La primera temporada, centrada en el muy mediático juicio a O.J. Simpson por el asesinato de su ex mujer y otro hombre, fue muy alabada y comentada. La segunda, sin embargo, parece haber pasado casi desapercibida, dejando a un lado las estrategias de programación de Antena 3. Y no debería. Es verdad que Gianni Versace es, precisamente, el personaje que menos interesa a la serie, que se dedica a una disección hasta el fondo de su asesino, Andrew Cunanan, y de la homofobia encubierta de la sociedad estadounidense de los 90. La interpretación que Darren Criss hace de Cunanan es impresionante, y una vez que se acepta la propuesta, resulta un estudio de personajes mucho más interesante de lo que parece a simple vista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos