SERIES QUE SE VAN

MIKEL LABASTIDA

No corren buenos tiempos para las series en televisión. En lo que llevamos de curso todas las que han regresado o se han estrenado han discurrido a duras penas y han dado más quebraderos de cabeza que alegrías a las cadenas. Hay, por supuesto, una excepción: 'La que se avecina', que puede contra todo. Telecinco la lanza como un perro de presa para hacer pupa a la competencia. Y siempre lo consigue. Cuando comenzó 'Operación Triunfo' la cadena de Mediaset tiró de vecinos para frenar al 'reality' y ha conseguido vencerle en cada choque, excepto una semana. Anoche todas las cadenas se volcaron con las elecciones catalanas, pero a Telecinco le interesó más lo que ocurría en Montepinar. «Esta noche se produce un hecho insólito en los 15 años que llevamos haciendo series: por primera vez nos vamos enfrentar a la misma ficción en todas las demás cadenas», ironizaba Alberto Caballero, creador de la popular ficción. Cerraba temporada con unos datos extraordinarios. Será de las pocas que se va, sabiendo que volverá. Es más, seguramente no tarde. El canal la necesita más que a ningún otro de los productos que programa.

También se fue 'Estoy vivo' y su continuidad sí está garantizada. Sus datos, sin embargo, no han sido incontestables, pero son de lo mejor que ha logrado en este terreno TVE, así que no puede dejarlos escapar. Con 'El Ministerio del Tiempo' se está pensando qué hacer. A 'Traición' le quedan aún capítulos por delante, pero cada semana pierde espectadores. No pinta bien. La Angela Channing española no engancha.

Antena 3 despidió el miércoles 'Tiempos de Guerra', que ha contado con un público estable en su primera temporada. ¿Continuará? Nada se sabe. Sus resultados están lejos de los que consiguieron antaño otros títulos de la productora Bambú (como 'Velvet' o 'Gran Hotel'), pero son mejores que los de otras producciones que se han visto en la emisora de Planeta en los últimos meses (como 'La casa de papel' o 'El incidente'). La conclusión más rápida que cabe hacerse es que el consumo está cambiando. Las series ya no se ven durante su emisión tradicional. Los canales deben amoldarse a estos tiempos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos