Cristina Castaño: «No ridiculizamos a la Policía»

«Este personaje se aleja de lo que se ha visto de mí hasta ahora», dice. /Antena 3
«Este personaje se aleja de lo que se ha visto de mí hasta ahora», dice. / Antena 3

La actriz da vida a Elena Rodríguez, la boina verde dura pero con instintos maternales de 'Cuerpo de Élite', la comedia de Antena 3. «Nunca he tenido disciplina de soldado», confiesa

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Después de interpretar a una psicóloga inestable en 'La que se avecina', Cristina Castaño (Villalba, Lugo, 1978) se ha calzado las botas militares, el uniforme y la boina verde de Elena Rodríguez, su personaje en 'Cuerpo de Élite' (esta noche, 22.30 horas). La comedia de Antena 3 que reúne a un grupo de agentes de distintos cuerpos de seguridad del Estado se ha convertido en uno de los fenómenos televisivos del año. El martes pasado reunió a 2.885.000 espectadores y el 17,9% de 'share'.

- Elena es una mujer dura.

- Es una boina verde, una guerrera absoluta, lo que pasa es que lo dejó todo para cuidar de su familia. Eso sí, no se lo pensó cuando el Gobierno la reclamó para volver a ejercer su profesión. El problema es que no se lo cuenta a los suyos, les dice que está trabajando en la sección de oficinistas. Ahí está la gracia, que mientras tanto ella está pegando tiros y enfrentándose a tíos de dos metros.

- ¿Por eso es tan maternal con sus compañeros?

- Sí, porque son más jóvenes. Hay una deformación profesional de cuidadora; ella es la voz de la sabiduría, no solo una gran tiradora que maneja el combate cuerpo a cuerpo.

- Es la madrileña del grupo, pero no hay tantos chistes de tópicos.

- Aunque en la serie se nos ubica a cada uno en su localización, realmente no basamos los chistes respecto a este tema en la serie, esa es la principal diferencia con la película. Mi percepción es que mi personaje tiene también ascendencia gallega, y eso lo han respetado.

- ¿Cómo entrenaron para el rodaje?

- En los ensayos nos enseñaron a llevar fusiles, disparar pistolas y manejar cuchillos, para que no pareciera que estábamos jugando con ellos. Fue muy divertido y sorprendente para mí, porque cuando te llaman para una comedia no te imaginas la cantidad de acción que vas a interpretar. Creo que ahora si me atracan por la calle voy a reaccionar como mi personaje (risas), tumbando al atracador.

- Lo ha disfrutado...

- Hay una cosa de disfrute con las armas. Las que usamos no son de verdad, pero tienen retroceso. Me dijeron que la primera vez que disparase iba a cerrar los ojos, pero me ha gustado la experiencia.

- ¿Serviría para boina verde?

- Nunca he tenido disciplina de soldado, eso requiere de orden y estar bien físicamente. Le tengo mucho respeto...

- ¿Se ridiculiza la labor policial?

- Para nada, no ridiculizamos a la Policía ni a ningún cuerpo. Evidentemente, es una comedia y lo que se ridiculiza es al agente que no es eficaz en el trabajo. Mi personaje es muy respetado y los compañeros le dan mucho valor. Es muy importante que, con todo el tema del feminismo que estamos viviendo, se vea una serie donde las mujeres son las más eficientes. Muchas pueden identificarse con las situaciones de conciliación laboral que sufrimos.

- Venía de 'La que se avecina'...

- Aunque se dan situaciones muy locas junto a otras de acción y violencia, esta es una serie bastante real, el humor no es disparatado. Se puede payasear como actriz, pero también se ven conflictos de pareja que yo, al menos, interpreto de forma muy seria. Vengo de dar vida a un personaje muy disparatado en una comedia muy histriónica y ahora puedo abrir las posibilidades. Este personaje se aleja de lo que se ha visto de mí hasta ahora.

- ¿Cómo percibe el movimiento feminista en su gremio?

- Nunca he tenido un problema de acoso, pero creo que esto se extiende a todas las profesiones porque es un abuso de poder. Me parece necesario y tremendamente valiente que las mujeres hayan dado un paso adelante para contarlo. Y además en Hollywood, que tiene más repercusión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos