'LA PESTE'

ROSA BELMONTE

Alberto Rodríguez, creador junto a Rafael Cobos de 'La peste' (Movistar+), ha recordado a Montaigne a propósito de la serie ambientada en la Sevilla del siglo XVI. El escritor francés escribió que París, Venecia y Sevilla eran las ciudades más bellas y malolientes del mundo. Y Sevilla, la más apestosa de las tres. Es como Michel Houellebecq diciendo aquello por lo que fue procesado, juzgado y absuelto: «Todas las religiones son gilipollas y el islam es la más gilipollas de todas». El detallismo en la producción de la 'La peste' es notable. En la ambientación y en la documentación histórica. Por suerte, las televisiones todavía no ofrecen olor.

Debora Serracchiani, presidenta de la región de Friuli-Venecia, ha elaborado y difundido un manual de 75 páginas para alcaldes donde recuerda la utilidad de usar agua y jabón. También aconseja el uso moderado de perfume o la necesidad de cuidar el aspecto. No faltan recomendaciones para la mesa (limpiarse la boca antes de beber, no sorber la sopa...). En el 94, Berlusconi hizo algo parecido con los candidatos de Forza Italia. Incluso se les proporcionaba un spray contra el mal aliento, cosa que lleva de cabeza al primer capítulo de la estupenda serie británica 'No offense' (HBO), cuando la jefa de Policía se echa un spray entre las piernas y otro en la boca. Pero el que no debe en cada sitio.

Volviendo a la Serracchiani, habrá a quien le parezca que estamos en el siglo XXI y que esas recomendaciones no son necesarias entre gente civilizada. Ya. Ayer veía una tertulia televisiva y miraba a uno de los participantes sabiendo que apesta. Y mucho. Pensando en los pobres que tenía al lado. Aunque huele a distancia, ni siquiera hace falta tenerlo pegado. Una vez otro tertuliano le llevó un desodorante. Y tampoco dice cosas tan interesantes de las que no se pueda prescindir. La dirección del programa debería pensar lo de imponer esa tortura pestilente a los otros. O pagar más a las víctimas. Y no es el único. En televisión o en la radio. Hay sociólogos, expolíticas y algún sabio. Sevilla s. XVI-Madrid (o Barcelona) 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos