Pablo Alborán: «Mi madre me salvó la vida, fue la primera que apostó por mí»

Pablo Alborán, durante el programa./
Pablo Alborán, durante el programa.

El cantante malagueño se sincera con Bertín Osborne en su programa 'Mi casa es la tuya' y cuenta lo que ha hecho durante su paréntesis profesional

ELENA PÉREZ

Sincero y cercano. El cantante malagueño Pablo Alborán ha vuelto este miércoles al programa de Bertín Osborne, 'Mi casa es la tuya', después de dos años, ya que fue el primer invitado de este espacio de Telecinco.

La primera pregunta era, pues, obligada: "¿Qué has hecho en este tiempo?, preguntó el anfitrión nada más comenzar la entrevista. El malagueño confesó que en los últimos tiempos había recuperado la cotidianidad de su vida, “he vuelto a mi casa, con mi familia, mis amigos, he recuperado la normalidad, necesitaba encontrarme. Han sido siete años sin parar, levantarme y tener la agenda programada para años es una bendición, pero muy heavy", señaló.

El malagueño confesó su complejo de Edipo ya que reconoció estar muy unido a su madre. “Mi madre me salvó la vida, fue la primera que apostó por mí, yo me lanzaba a la música sin abogados, sin nada, ella me protegió y construyó todo el mundo legal que conlleva la música”.

Alborán confesó al anfitrión que este tiempo de reflexión le había venido muy bien “para encontrarse hay que perderse”, decía. “Llegó un punto en el que me preocupaba mucho por muchas cosas, le daba importancia a todo e intentaba controlar todo, me afectaban mucho las críticas. Llegó un punto en el que dejé de disfrutar; me di cuenta de todo esto después de un concierto”, admitió.

"Cuando paré me puse superenfermo, con fiebre y anginas, el estómago mal, los ojos amarillos... Pensé: estos 7 años sin parar me han pasado factura". Alborán ha reconocido a Bertín que llegó a preocuparse, aunque finalmente era tan solo una bajada de defensas.

El malagueño insistió que durante este paréntesis profesional ha recuperado su vida cotidiana: jugar con su perro Terral, ver una serie, ir a la playa... "Lo primero que hice después de parar fue lavar mi nevera, nunca lo había hecho. Son estos absurdos los que forman parte de la cotidianidad", explicaba entre risas.

Fotos

Vídeos